​Los niños gritaban aterrorizados mientras maestras trataban de calmarlos igual en medio del llanto, esto mientras Policías Estatales mantenían rodeado a un sujeto que se atrincheró dentro del kínder Eulalia González, para no ser detenido.

De acuerdo con los datos preliminares, el presunto sicario pretendía disparar contra un socio de la CATEM que llegaba al kínder en mención, pero logró evitar la agresión con el apoyo de otros obreros.

A tiempo llegaron policías estatales que ya seguían a un par de sicarios, que momentos antes habían disparado contra un repartidor de tortillas en el Barrio de Tepito, que se debate entre la vida y la muerte.

El saldo de estos hechos es de una persona detenida, una motocicleta abandonada color negro, una pistola escuadra plateada calibre 9 milímetros, una cartera, unos billetes y un celular, presuntamente todo propiedad del detenido.

Presencia Mx / E-Consulta Veracruz 

[relativa1]

[relativa2]