Xalapa, Ver.- Esta mañana se dio inicio a la temporada de Cuaresma con la celebración de la Eucaristía de Miércoles de Ceniza, en la cual el sacerdote Roberto Anaya pidió desde la Catedral Metropolitana de Xalapa “ayunar de secuestros y extorsiones” a delincuentes.

“Nuestro deseo es que desaparezca totalmente, que no haya extorsiones, secuestros, porque sin duda aquellos que hacen el mal muchos de ellos también son bautizados y dicen, entre comillas, creer en Dios” dijo. 

Por ello, pidió a los “que hacen el mal” alejarse de los pecados que cometen y que laceran a la sociedad, puesto que se dicen bautizados y creyentes de Dios.

En su mensaje, el sacerdote recordó que el ayuno incluye alejarse de las redes sociales, por lo que propuso que al menos durante la hora de la comida, las familias disfruten la compañía y dejen a un lado sus teléfonos celulares.

Por otro lado, invitó a reflexionar sobre la ideología de género y los atentados contra la vida; por ello reiteró que la Cuaresma es una oportunidad de apreciar que existe futuro ante las situaciones adversas, por lo que invitó a reflexionar.

[relativa1]