Orizaba, Ver.-  Los hechos que se vivieron el pasado 22 de febrero en la zona de Córdoba “no son para alarmarse”, aseguró el secretario de Gobierno, Eric Cisneros Burgos. 

Lo anterior, fue dicho por el funcionario morenista al salir de una reunión de Coordinación para la Paz que encabezó este jueves el gobernador Cuitláhuac García Jiménez en las instalaciones del Mando Único, en Córdoba. 

Cisneros dijo frente a periodistas que "todos debemos ser responsables en esta parte. Cuando digo todos, me refiero a que podamos comunicar debidamente lo que sucede, tampoco es un asunto para alarmarse"

Remarcó que no es un asunto para alarmarse pues el gobierno está atendiendo la inseguridad.

Agregó que, así como se difunden las ejecuciones y otros problemas también se deben difundir las detenciones que se han llevado a cabo y en Córdoba es donde más detenciones se han hecho y se seguirán haciendo.

Puntualizó que no toda la responsabilidad debe recaer en el gobierno estatal, pues la Constitución establece que ésta corresponde a los tres órdenes de gobierno, pero además ellos están la haciendo la tarea y coordinados con los demás niveles.

Señaló que también el ayuntamiento está haciendo su parte y en la reunión que se tuvo en el Mando Único se establecieron algunas tareas.

Agregó que en los próximos días el gobierno municipal hará entrega de un sistema de vigilancia que será el más avanzado del estado.

Minutos antes, el gobernador Cuitláhuac García abandonó las instalaciones del Mando Único sin dar ninguna declaración. 

El pasado 22 de febrero hubo tres ataques armados, el primero en Huatusco a instalaciones de la Fuerza Civil, y por la tarde dos más a policías municipales y estatales, en donde un total de cuatro elementos fallecieron.

Diversos restaurantes y comercios de Córdoba optaron por cerrar sus establecimientos.

[relativa1]

[relativa2]