Xalapa, Ver.- La aprobación del trabajo de Andrés Manuel López Obrador como presidente de México cayó 23 puntos porcentuales en un año, de acuerdo con la encuesta levantada por la firma Buendía & Laredo en la que se muestra que la gente que lo aprueba alcanzó un 62% de los consultados, cuando en febrero del año pasado la cifra se fijó en 85%.

En contraste, la reprobación creció 19 unidades, al pasar de 9% en el segundo mes de 2019 a 28% para el de este año.

Asimismo, la percepción de que el rumbo del país, en términos generales, va por "mal" o "muy mal camino" pasó de 29% en noviembre pasado, última versión de la encuesta de Buendía & Laredo a 40% en febrero de 2020. 49% creen que México va por buen camino.

Por género, la aprobación también registró caídas, de 4% en el caso de los hombres y 6% en el de las mujeres. 

Por escolaridad, desde agosto de 2019 se observa una caída en picada de quienes cuentan con nivel licenciatura o mayor. 68% de quienes aprobaban en el octavo mes del año pasado contra un 43% de quienes lo aprueban al corte del pasado mes de febrero. Respecto a noviembre de 2019 se nota una diferencia a la baja en quienes cuentan con nivel primaria (1%) y de quienes tiene secundaria o preparatoria terminada (3%).

También los "usuarios intensivos de redes sociales" han bajado la aprobación de AMLO, al fijarse en 60%; mientras los "no usuarios intensivos de redes sociales" la incrementaron 1% hasta 65 puntos porcentuales.

La razón principal de quienes desaprueban la gestión de López Obrador es "por lo que ha hecho hasta ahora" (17%). Le siguen "porque nunca he apoyado a un presidente" (5%) y "por lo que espera que haga" (3%).

Por otro lado, la encuesta muestra que solo en mayo de 2019 la gente percibía que el presidente tenía los problemas del país bajo control. Desde la versión de agosto del año pasado predomina la percepción de que los problemas rebasan a AMLO. 

Bajo este tenor se inscribe el dato de que la mayoría de los encuestados piensa que AMLO no cumplirá con sus promesas en seguridad (32%), combate a la corrupción (31%) y de mejorar la situación económica del país (24%). 

[relativa1]

... Y AMLO CULPA A CONSERVADORES

El presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció que enfrentar a los conservadores corruptos le han generado un desgaste que se puede traducir en una baja de popularidad, pero afirmó que la mayoría del pueblo respalda su gobierno.

El mandatario federal advirtió que este grupo de reacción no está contento ante el combate frontal que su administración está haciendo para terminar con la corrupción.

Señaló que su gobierno está aguantando los embates de la corrupción sin pagar publicidad para informar sobre los avances que se están teniendo en el combate a la corrupción y la eliminación de los lujos en el gobierno.

"Acerca de mi popularidad estoy bien, tenemos mayoría, la gente nos está apoyando y también sufrimos desgastes porque imagínense enfrentar a los conservadores corruptos que no quieren dejar de robar están molestísimos", aseveró López Obrador en conferencia mañanera.

"No los calienta ni el sol y están desquiciados, no les gusta que se haya terminado con la condonación de impuestos, no les gusta que se considere delito grave la facturación falsa, que se haya aprobado lo de la extinción de dominio porque robaban y pueden entrar a la cárcel, pero luego salían y les devolvían todos sus bienes, no les gusta el instituto para devolverle el pueblo lo robado, no les gusta que la corrupción sea delito grave, entonces si hay una reacción, pero nada que sea significativo preocupante", apuntó.

El jefe del Ejecutivo aseveró que parte de los cambios que propuso y que ya son aplicables es la revocación del mandato a la que se someterá en 2022.

"Que le digo a los conservadores, échenle ganas, apúrense", dijo López Obrador.

Afirmó que no descansará para informar al pueblo de México en informar sobre los avances en materia social que está impulsando.

El presidente aseguró que el día en que no tenga el respaldo de los ciudadanos él mismo se retirará de su cargo y se irá a su finca en Palenque, ya "que no se puede gobernar sin la confianza de la gente".

[relativa2]