Xalapa, Ver.- Diputados de Morena y sus aliados validaron la revocación de mandato del alcalde José Paulino Domínguez y la Síndica Lucero Yazmín Palmeros Barradas.

En sesión extraordinaria, de mero trámite, y ante la ausencia de los inculpados se votó el dictamen que revierte la decisión de los electores que en 2017 llevaron al cargo de elección a los panistas. 

En esta ocasión se permitió la votación de Carlos Manuel Jiménez Díaz quien, tras la salida de Erik Aguilar, rindió protesta de ley en la representación popular y se sumó al grupo de Morena. 

Solo se mantuvieron en abstención Gonzalo Guízar y María Candelas Francisco Doce.

Durante la discusión del pleno, trascendió la detención de la Síndica en Plaza Cristal Xalapa, lo que fue desmentido por la Secretaría de Seguridad Pública, sin embargo, después de la votación se confirmó la privación de su libertad.

Cabe señalar que la Fiscalía Especializada Anticorrupción, a cargo de Alfredo Corona Lizárraga, pidió al Congreso del Estado separar a dichos funcionarios de sus cargos por el presunto manejo irregular de plazas que serían destinados a “aviadores”.

Al alcalde y la síndica, así como a otros funcionarios municipales de Actopan, se les investiga por el uso y destino de un millón 315 mil pesos y la expedición de varios cheques o transferencias electrónicas de la caja chica de la Tesorería.

Entre el listado de personas que recibieron recursos del Ayuntamiento se encuentra Enrique Utrera Ortiz a quien se le hicieron más de 30 transferencias electrónicas por un monto de 572 mil pesos, para la compra de material de construcción.

A Ceferino Pérez Martínez, quien era cabo de una obra en la cabecera municipal y se le transfirieron poco más de 600 mil pesos.

El alcalde y la síndica responsabilizan a los extesoreros Pedro Benítez Domínguez y María Nelly Alarcón Gil de los pagos, y a pesar de que presentaron pruebas de los hechos, no se tomaron en cuenta de parte del Congreso y se le dio seguimiento a la revocación del mandato.

[relativa1]

[relativa2]