Xalapa, Ver.- El anuncio de la apertura de la línea de crédito por 300 millones de pesos para que el Gobierno del estado pague parte de los adeudos que mantiene con los empresarios, fue recibido con reserva por parte de cámaras empresariales que ven una tasa elevada que va “rasurar” los montos que por años han exigido. 

El secretario de Finanzas y Planeación, José Luis Lima Franco, señaló que la financiera AFIRME fue la única que “corrió el riesgo” con el Gobierno de Veracruz para abrir esta línea de crédito, pero a cambio los empresarios tendrán que pagar 25 centavos de cada peso que reciban; esto es, el 25 por ciento de cada peso, con lo cual sólo sería pagado el 75 por ciento de la deuda. 

El esquema de factoraje fue visto como una opción que impone una tasa incluso superior a las que ofrecen otras financieras, pero que dadas las condiciones que existen muchos tendrán que conformarse.

[relativa1]

COBRO INJUSTO POR PAGOS PEQUEÑOS 

El presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Luis Sánchez Ávila, advirtió que se trata de un cobro “injusto” para los empresarios pero que debido a que es la única financiera que se animó a participar impuso sus reglas.  

Admitió que en muchos casos no les quedará otra que aceptar esta propuesta debido a que esperar más tiempo sería imposible. Recordó que son adeudos que se arrastran desde el Gobierno de Javier Duarte de Ochoa y que los empresarios ya prácticamente lo deben en pagos de impuestos, recargos, actualizaciones y demás. 

“Aunque injustamente le costaría al empresariado este factoraje, también hay que reconocer la actitud de buscar la forma de solucionar los adeudos que se tienen (...). Equivale a un porcentaje de 25 por ciento como interés de la cifra principal y para una situación comercial, debería ser un poco accesible o con otra tasa, pero el dinero más caro que existe es el que no se tiene”. 

Además, criticó que aunque 300 millones de pesos pareciera una cifra importante, no representa un porcentaje significativo en toda la deuda que tiene el Gobierno del estado con sus proveedores. 

“Aunque se oye mucho no equivalen a un porcentaje mayor de las deudas, pero pienso que podría ayudar mucho en las economías muy dañadas por esa situación en empresas que tienen cuatro años sin cobrar y que efectivamente cualquier pago sería muy mermado con las condiciones de actualización, impuestos, intereses y gastos que se tuvieron que hacer”.  

Dijo que lo deseable es que hubiera diversidad de opciones; sin embargo, señaló que ellos sí van a participar en este esquema de factoraje a fin de tener dinero circulante. 

[relativa2]

ALGUNOS ESPERARÁN AL GOBIERNO 

Por su parte, el presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco), Bernardo Martínez Ríos, dijo que la tasa que impuso la financiera AFIRME es incluso más alta a la tasa que están acostumbrados a pagar con financieras que les conceden crédito.  

“Es una tasa elevada, analizada, que si se compara con el costo  de tasa de interés bancario de equilibrio (TIE) hay una gran cantidad de puntos de intermediación (…); me parece que la situación de Veracruz por el riesgo que tiene hace que no se hayan logrado mejores condiciones”. 

Reconoció que hay quien preferirá esperar a que el Gobierno pueda pagar los adeudos con otro esquema, aunque quienes opten por dicha opción están conscientes de que a la fecha no cuentan con el recurso para ello.  

“No lo vemos mal, pero hay que revisar las condiciones y el costo de la tasa, no digo que esté mal, habría quienes sí quieran y les convenga y otros que opten por otra vía de pago”.  

La otra opción, explicó, es esperar a que se dé esta primera ronda de pago y que en este crédito que Lima Franco señaló es revolverte, en el segundo pago pueda haber mejores condiciones en cuanto a la tasa de interés que AFIRME pretende cobrar.

“Ojalá esta tasa pueda ir mejorando porque efectivamente es una tasa que está por arriba de muchas tasas, incluso con las que nosotros como empresarios nos financiamos (...) el siguiente año se buscaría que la línea de factoraje aumente y la tasa disminuya”.

[relativa3]

GOBIERNO TENDRÁ QUE PAGAR EN UN AÑO 

El secretario de Finanzas, José Luis Lima Franco confirmo este jueves que el Banco AFIRME fue el único que puso esta línea de financiamiento, dadas las circunstancias que enfrenta el estado, a pesar de que en otras ocasiones ha señalado la fortaleza financiera de la entidad. 

“Es un crédito que le está dando ese banco al estado; primero el banco le paga a los proveedores y el estado le paga al banco y dadas las condiciones ningún banco quería asumir ese riesgo de que no lo volvieran a pagar. Prácticamente el banco que accedió a este esquema es AFIRME con una línea de 300 millones de pesos, es una línea revolverte”.

Dijo además que conforme se vaya pagando los préstamos también irán incrementándose, comparando el factoraje con una tarjeta de crédito, cuyo saldo se tendrá que saldar en un año.

El funcionario admitió que los 300 millones no serán suficientes para pagar a todos los proveedores, por lo que adelantó que a quienes se les deba más dinero es posible que solo abonen una parte de la deuda. 

“El objetivo es ir pagando al mayor número de empresarios y buscaremos a los empresarios con montos muy grandes darles un abono y pagarle a más”.  

Ante este panorama, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE),  Octavio Augusto Jiménez Silva, consideró que será decisión de cada empresario entrar o no a este esquema, al que no están obligados. 

Admitió que se trata de una comisión alta la que deben pagar a la financiera AFIRME y que esto podría afectar a los empresarios, pero que hay quienes ya no pueden esperar.  

“Habrá empresarios que digan que mejor se esperan a que con recursos propios del Gobierno le paguen aunque sea gota a gota (...) nos dan esta opción y la permeamos a todo el sector y dependerá del empresario si lo agarra o se espera a que se sigan gestionando con recursos propios”.

En general, los empresarios ven esta posibilidad como una muestra de la voluntad del Gobierno del estado para hacer el pago correspondiente, aunque consideran que este esquema se debe mejorar durante los próximos años.