Acayucan, Ver. - "Pues da mucha tristeza porque es como mi segundo hogar", expresa con tristeza Manuel Linares, mientras observa cómo su centro de trabajo se vino abajo en cuestión de horas; un voraz incendio consumió la tienda Soriana Mercado donde labora desde hace siete años. 

Como cada domingo, Manuel despertó muy temprano para alistarse e ir a trabajar donde se desempeña como jefe de caja, teniendo a cargo a varios compañeros que él en ocasiones ha evaluado en su desempeño.

"Yo me enteré porque tenemos un grupo de WhatsApp y despertando vi que se estaba quemando la tienda y como no lo podía creer. Vine corriendo y pues desgraciadamente es cierto, todo se perdió", lamentó en el estacionamiento de Plaza La Florida, donde hoy entran y salen bomberos en lugar de clientes. 

Son más de 115 empleados los que trabajan en esta sucursal comercial: personal de caja, de atención a clientes, jefes de área, mantenimiento e intendencia. Todos esperan que pronto se levante la tienda para regresar. Algunos de ellos secan el sudor con sus uniformes blancos que portan este domingo. 

"Gracias a Dios todos estamos bien y pues no vamos a dejar sólo a la tienda y pues estamos más que dispuestos para seguir trabajando ", dijo una de las gerentes de nombre Liliana.

[relativa1]

EL INCENDIO FUE CONTROLADO DESPUES DEL MEDIODÍA

El Coordinador regional de Protección Civil Luis Castro Mendizábal confirmó que el siniestro fue controlado después de las 13:00 horas de este domingo. 

"Llevamos cerca de 5 horas trabajando, con el apoyo de las unidades de Protección Civil de Oluta, Sayula de Alemán, San Andrés, Minatitlán y Coatzacoalcos, en total son como 250 bomberos y elementos de emergencia los que están entrando y saliendo con más de 12 unidades", informó el funcionario estatal.

Era un desfile de unidades cargadas con agua, que en menos de media hora se vaciaban, pues eran varios puntos que atacar.

"Lo primero que se hizo, fue retirar los puntos o artefactos que pudieran generar explosiones, como son tanques de gas y sistemas de calefacción, porque eso nos iba a complicar la situación y pues gracias a todos los compañeros de la región, pues ya casi lo controlamos por completo", afirmó Carlos Montiel, coordinador regional en la zona de Minatitlán.

Mientras los elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional, resguardaban el área las maquinarias derribaban los muros de concreto para que los rescatistas ingresarán a sofocar las llamas en los puntos más alejados.

Se utilizaron más de 100 mil litros de agua, que fueron derramado en todo el perímetro de la plaza. De las causas, aún no se confirman, pero todos los representantes de los grupos de emergencia, señalaron que pudo tratarse de un cortocircuito.

[relativa2]