Xalapa, Ver.- El secretario de Educación de la entidad, Zenyazen Escobar García, remarcó que a partir del próximo 23 del presente, los menores tendrán que permanecer en sus casas como parte de las medidas tomadas por la autoridad educativa para contener la pandemia del COVID-19.

Asimismo, puntualizó que ningún alcalde tiene la facultad de suspender clases, en alusión a la indicación que diera el alcalde de Lerdo de Tejada primero y el exhorto que hiciera en Orizaba el alcalde Igor Rojí López de suspender las clases desde esta semana para prevenir contagios del coronavirus.

Mencionó que "con mucho respeto", quién paga la nómina de los maestros es el Estado, además que en este caso se ha acatado las indicaciones del secretario de Salud federal, que es un especialista que tiene bien medida la curva de la enfermedad.

Llamó a los alcaldes a no generar una desorganización. Remarcó que la Secretaría de Educación nunca pondría en riesgo la salud de los menores.

Puntualizó que la instrucción de suspensión de clases es para escuelas públicas y particulares.

[relativa1]

[relativa2]