Veracruz, Ver.- En dos meses y medio se localizaron 10 tortugas marinas en peligro de extinción muertas en playas de los municipios de Alvarado y Boca del Río, dentro de la zona de influencia del Parque Nacional Sistema Arrecifal Veracruzano (PNSAV).

El último hallazgo fue reportado este sábado 21 de marzo en la playa del fraccionamiento privado Lomas del Sol, localizado en la Riviera Veracruzana, una de las zonas de más alta plusvalía en todo el estado de Veracruz.

Fue un ejemplar juvenil en edad reproductiva de tortuga verde, especie protegida por la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010, debido a su estatus crítico y vulnerable.

La asociación civil Earth Mission que participa como Comité de Vigilancia Ambiental certificado por la Profepa, realizó el levantamiento del ejemplar, que se encontró junto con al menos una decena de rayas, especie cercana a las mantarayas con poco valor comercial en la actividad pesquera.

Entre febrero y marzo, la agrupación civil documentó cinco ejemplares de tortuga marina muertas en playas de la rivera veracruzana y una en Boca del Río, además del ejemplar recogido este sábado.

Al igual que las encontrados entre la última semana de enero a la fecha, el animal presentaba laceraciones en el cuerpo similares a las causadas por redes pesqueras, indicó Sergio Armando González, presidente de Earth Mission.

Por el grado de descomposición del cuerpo y el desprendimiento de algunas de sus partes por las heridas, fue imposible identificar el sexo del animal o entregarla a las autoridades para realizar la necropsia que determine las causas de las muertes.

El caso previo al de la tortuga encontrada este sábado, fue la de un ejemplar de tortuga Laúd, considerada la tortuga más grande del mundo.

En Veracruz se ha logrado presenciar únicamente el arribo de un ejemplar como este en los últimos 15 años. Otras evidencias de su presencia se documentan por los nidos cada vez menos frecuentes que son encontrados.

Según especialistas llega a pesar entre 250 y 700 kilogramos y alcanza tallas de entre 1.8 y 2.2 metros de longitud.

[relativa1]

Casos previos

Los primeros hallazgos de tortugas marinas muertas en este 2020 fueron reportados el 25 de marzo en la comunidad de Mata de Uva, en el municipio de Alvarado, en donde pobladores lograron levantar dos cuerpos, mientras que tres fueron arrastrados por la corriente.

Después de eso, dos ejemplares fueron recogidos en la Riviera veracruzana, entre la playa de Villas Palmira y Lomas del Sol.

Para el 15 de febrero fue recogido un ejemplar de tortuga verde en la zona turística de Boca del Río, luego de que bañistas solicitaron el apoyo de la asociación civil Earth Mission para mantener el cuerpo en buenas condiciones y entregarlo a las autoridades para determinar las causas de la muerte.

En aquel entonces, Sergio Armando González entregó el cuerpo en las oficinas de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) para solicitar que se iniciara una investigación sobre la mortandad de los animales.

El ambientalista indicó que las características de los ejemplares encontrados mostraban heridas por prácticas pesqueras, además de que criticó la falta de regulación sobre esa actividad por parte de autoridades federales en el área natural protegida.

El 13 de marzo, otro ejemplar de tortuga verde fue recogido en playas de la comunidad del Jiote, también en el municipio de Alvarado, su estado de descomposición impidió estudiar las causas de la muerte.

[relativa2]

Exigen vigilancia en el parque ambiental

El presidente de Earth Mission, Sergio Armando González, aseveró que es urgente que la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) destine personal suficiente para llevar a cabo la vigilancia del Parque Nacional Sistema Arrecifal Veracruzano.

El activista aseveró que 10 tortugas muertas en menos de tres meses es una cifra que debe de generar alarma para la autoridad federal, suficiente para analizar las causas de la mortandad de tortugas en peligro de extinción.

Entro otras cosas, dijo que es necesario regular la actividad pesquera, ya que una características encontrada en todos los animales encontrados fueron las heridas por redes y artes de pesca.

Grupos y clubes deportivos de pesca en la zona de Riviera veracruzana muestran preocupación de las afectaciones que existen en el área natural protegida, en donde además de tortugas se encuentran otras especies como el Sábalo, que es capturado y liberado dentro del torneo anual que convoca a deportistas de diversas partes del país cada año.

[relativa3]