Xalapa, Ver.- La esposa del líder petrolero de Minatitlán Jorge Wade González, Reyna Isabel L. y su hija del mismo nombre, seguirán internadas en el Cereso de San Pedro Cholula luego de que este sábado fueron vinculados a proceso por el delito de posesión de drogas con fines de comercio (narcomenudeo).

Así lo dio a conocer personal del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), que señaló que la audiencia de vinculación a proceso contra ambas mujeres y su chofer de nombre Eduardo N., se fijó ayer para las 14:00 horas.

Durante la audiencia el juez de control de la causa determinó que había elementos suficientes para vincular a proceso a ambas mujeres junto con su chofer por el delito de posesión de drogas con fines de comercio, por lo que se mantuvo vigente la medida cautelar de prisión preventiva necesaria.

A fin de que los abogados defensores de los imputados y el agente del Ministerio Público realicen actos de investigación según su causa, el juez otorgó un plazo para cierre de investigación de dos meses, por lo que al menos deberán permanecer ese tiempo en prisión.

El regidor priísta del Ayuntamiento de Minatitlán, Saúl Wade León señaló a través de sus redes sociales que su madre y su hermana estaban siendo faslsamente acusadas por la Fiscalía de Secuestros y Delitos de Alto Impacto de Puebla (Fisdai) durante su detención el pasado sábado 14 de marzo.

Madre e hija, junto con su chofer, habrían ido a recibir una casa en el fraccionamiento Lomas de Angelópolis cuando inició el cateo mediante el cual se logró asegurar 132 dosis de droga que presuntamente se encontraban en un clóset de una de las habitaciones, según narró el propio Saúl Wade.

Aunque el delito por el cual se les acusa a los familiares del líder y cacique petrolero de Minatitlán es  el de narcomenudeo, destaca que la Fiscalía General del Estado de Puebla dio a conocer su detención como parte de una acción de investigación para desmantelar una banda dedicada al secuestro exprés, donde fueron detenidos otros dos hombres en posesión de armas de fuego, vehículos robados y ropa con insignias policiales apócrifas.

[relativa1]

[relativa2]