Los productos de primera necesidad y de uso común, tuvieron un notable incremento desde el pasado fin de semana, en medio de la pandemia del coronavirus que cada vez se extiende en el país, y que genera incertidumbre en la población.

Diversas tiendas, sobre todo de grandes cadenas comerciales, llevaron a cabo ese incremento generalizado de precios. Hubo productos que subieron de golpe hasta cuatro y cinco pesos.

Personal que labora en la Abarrotera Monterrey, señalaron que el sábado los proveedores les informaron del incremento, por lo que el arroz, frijol, aceite y otros productos básicos, su costo es mayor.

Donny Suárez Martínez, tiene una tienda de abarrotes denominada “Súper Chimbomba” en la colonia Campo Nuevo, explicó que los pequeños comercios aún no aumentan los precios, aunque los proveedores ya les anunciaron los aumentos.

Por ejemplo, el aceite patrona, por caja aumentó 10 pesos, el arroz estaba en 20 pesos el kilo y ahora se lo dan en 21 pesos.

[relativa2]

El frijol subió de 30 a 32 pesos el kilo, el huevo, en cono subió de 70 a 75 pesos, es decir, ahora se ven en la necesidad de dar en 3 pesos cada pieza.

La Coca-Cola, ahora su precio aumentó hasta los 40 pesos, cuando antes estaba en 36 pesos, “es un peso o dos lo que suben los productos, pero realmente eso no se nos queda a nosotros, sino se va directamente al proveedor”.

El costo de frijol “michigan” subió de 20 a 24 pesos siendo uno de los productos más buscados y consumidos por la población. El papel de baño también ha incrementado su precio y la población lo pagó debido al temor de quedarse sin el producto durante este periodo.

Estos precios se incrementaron en diversas tiendas de este municipio. En la tienda de abarrotes Albertano, de la colonia La Sabana, Juan Alberto Ramírez, dijo que él aún no incrementa sus precios, porque va a sacar la mercancía que compraron con los costos anteriores, pero una vez que se acaben, la nueva mercancía ya tendrá otras tarifas.

Por su parte, Andrés Rosario Pérez, quien tiene una tienda en la colonia La Cuevita, dijo que, con la crisis provocada por el coronavirus, quienes realmente se han beneficiado son las grandes tiendas, pues aunque aumentó las personas hacen compras de pánico y los pequeños comercios se ven afectados.

“Nosotros tenemos casi de todo, a veces se quejan de que hay escases cuando en los abarrotes sí hay productos e incluso a más bajo costo, pero así son las personas, siempre buscan las grandes tiendas, ahora con esta crisis realmente no sabemos qué vaya a pasar”, dijo el comerciante local.​

[relativa2]