Coatzacoalcos, ver.- Al menos el 50 por ciento de las unidades de transporte público urbano que salen de las diferentes terminales de segunda  del sur de Veracruz, se encuentran detenidas por la baja afluencia de pasajeros, derivado de la contingencia que se mantiene por la fase 2 del coronavirus.

Mario Holguín Velázquez, representante jurídico de la Sociedad Cooperativa de Transportes del Istmo, señaló que los estudiantes y trabajadores representan la mayor carga de trabajo para las más de 3 mil unidades que salen de la central camionera de Acayucan a diferentes destinos en el estado de Veracruz y otras entidades.

“Pues si no esta pegando esta situación pero es algo que no está en nuestras manos, y todas las organizaciones atraviesan por la misma situación, está difícil pero confiamos que esto mejore”, afirmó.

Por su parte Rubén Escobar Huervo, presidente la agrupación "Todos Somos Zona Sur”, con sede en Minatitlán manifestó que están aplicando la “sana distancia” sin querer, toda vez que por corrida larga o corta, suben menos de 15 personas para un total de 43 asientos.

“Ha disminuido para nosotros fácilmente como un 70 por ciento y se da la sana distancia de forma automática, pero tampoco podemos parar el servicio porque algunas personas todavía salen a trabajar o vender, lo que estamos haciendo es precisamente tomar medidas de prevención”, indicó el líder transportista.

A pesar de que sus ganancias han disminuido, no tienen de otra más que esperar a que se levante la contingencia.

[relativa1]

Implementan medidas sanitarias y fumigan unidades

A pesar de la baja afluencia, los integrantes de la Cooperativa de Transportes del Istmo, decidieron aplicar una serie de acciones para prevenir contagios de covid-19 entre sus usuarios.

 “A través de las medidas de higiene, porque el usuario que aborda estos autobuses  que son trasladados a diferentes partes como es Minatitlán, Coatzacoalcos, Jáltipan, San Andrés y Veracruz, se les entrega gel para que lleven la limpieza en sus manos y también se les entrega un cubrebocas”, explicó Mario Holguín.

En total son más de 3 mil unidades los que recorren diferentes municipios de esta región, y que se fumigan antes de iniciar sus corridas.

Los choferes aplican las mismas medidas de higiene y tratan de tener el menor contacto con los pasajeros.

Otra de las medidas implementadas es utilizar las unidades con ventanas abiertas para que haya mayor ventilación.

Asientos, barandales, puertas y demás partes de los camiones que tocan los usuarios también son desinfectados.

Pues el objetivo es que las personas corran el menor riesgo de contagio, acciones que supervisa la delegación de Transporte Público de esta localidad, que encabeza Zulma Hernández Rosas.

 “Aquí el servicio es constante a diferentes rutas y pues es un punto importante de conexión, por eso en todo el servicio de transporte urbano se esta realizando la misma acción”, confirmó la funcionaria.

Los concesionarios pidieron la colaboración de los usuarios respetando y acatando las indicaciones que continuarán hasta que termine la contingencia.

[relativa2]