Veracruz, Ver.- Ricardo Sheffield Padilla, titular de la Procuraduría Federal del Consumidor, indicó que la dependencia a su cargo tiene la capacidad de cerrar los comercios que aumenten en forma desmedida los precios de los productos básico como tortillas y el huevo.

Informó que tienen detectados comercios, en los que están subiendo los precios debido a la cuarentena implementada ante la epidemia de coronavirus, y la Profeco cuenta con los lineamientos para poner multas de hasta 3 millones de pesos a las empresas que aumenten los precios.

“Quienes abusen, quienes se pasen de rosca y gandallas, les vamos a imponer una multa de 3 millones de pesos para que lo que se roban, lo regresen; y si insisten en aumentar injustificadamente los precios, podemos llegar a cerrar el negocio, y nosotros asegurar la mercancía”, dijo el funcionario federal.

De suceder esto, los alimentos pasarían a manos de la dependencia de Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex), de la Sedena, y se devolvería a la población.

[relativa1]

[relativa2]