Xalapa, Ver.- Diputados de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) pidieron a la Fiscalía General del Estado (FGE) no descartar ni una sola línea de investigación en el caso del asesinato de la periodista María Elena Ferral, quien fue asesinada este martes 30 de marzo.

En entrevista por separado el diputado local, integrante de la Comisión de Atención y Protección a Periodistas de la 65 Legislatura, José Manuel Pozos Castro, y el federal, representante del distrito de Papantla, Humberto Pérez Bernabe, coincidieron en pedir que el asesinato de la corresponsal del Diario de Xalapa y propietaria del medio digital Quinto Poder, no quede impune.

La comunicadora escribía la columna Polaca Totonaca, en su último escrito describe el control que ejerce Basilio Picazo, quien fue diputado local del PRI en la 64 Legislatura, y tras renunciar se sumó al grupo mayoritario del PAN.

El exlegislador albiazul ha sido alcalde de Coyutla y se le considera un cacique de la zona; durante la comparecencia del entonces titular de la SSP, Jaime Téllez Marié, le recordó que durante el Yunismo pidió apoyo tras la detención de camionetas,propiedad de su familia, que transportaban madera, sin permisos para cortar o trasladar.

El primero en hablar fue el diputado local José Manuel Pozos Castro, planteó que ninguna línea de investigación se debe descartar, en especial si la comunicadora denunció hechos al margen de la ley.

“Nosotros les exigimos a todas las autoridades responsables se investiguen todas las líneas de para esclarecer el artero crimen, cobarde y perverso”, explicó en entrevista con este medio.

Dijo que la Fiscalía está obligada a llamar a comparecer a todas las personas que puedan estar vinculadas a la agresión de la periodista, “que se tomen en cuenta los antecedentes y se las acciones que se tengan que llevar a cabo”.

Juan Humberto Pérez Bernabe, diputado por el distrito de Papantla, consideró que el periodismo se debe contemplar como una línea de investigación de la carpeta que está integrando la Fiscalía General del Estado.

“Las investigaciones que Elena Ferral venía realizando desde hace muchos años, toca muchas fibras sensibles de diferentes tipos de actores. Su trabajo consistía en que no solo señalaba, hacia investigaciones y eso hacía que algunos personajes no les agradara su labor”.

En la investigación del crimen de la comunicadora, la segunda en el periodo de Cuitláhuac García Jiménez, se deben incluir todas las denuncias públicas y en redes sociales en las que advertía que era intimidada y acosada.

En ese sentido, dijo que órganos autónomos como la Comisión Estatal de Atención y Protección a Periodistas (Ceapp) debió tomar acciones para garantizar su integridad, ante las amenazas en contra de María Elena.

[relativa1]

[relativa2]