Coatzacoalcos, Ver.- "Nos dijeron que ya no ibamos a trabajar hoy, no nos dieron fecha de regreso a trabajar pero sí nos van a pagar", manifestó una una empleada de Liverpool tras ser regresada a su hogar por el cierre de la tienda como medida preventiva para evitar contagios de covid-19.

Tal y como lo habían anunciado las oficinas centrales, este martes 31 de marzo cerró sus puertas de forma temporal, aunque fue hasta este día cuando se lo notificaron a sus colaboradores.

La dama que se desempeña en el área de juniors y que omitió su nombre por cuestiones personales aseveró que confian en que sus jefes cumplan con lo dicho y puedan tener para comer.

"Pues yo digo que si nos pagarán, lo que nos preocupa es saber cuando vamos a regresar a trabajar", señaló. 

Son al menos 400 trabajadores en este negocio ubicado en Plaza Forum, los que no estarán acudiendo a atender a las personas. 

[relativa1]

Lo mismo ocurre con la segunda sucursal de la cadena comercial, ubicada en Plaza Cristal, donde son casi de 300 personas que están en las mismas condiciones.

En la entrada principal de ambas tiendas se observan letreros con informes a sus clientes sobre esta medida adoptada.

En el caso de los pagos los invitan a realizarse vía transferencia bancaria desde una computadora o dispositivo móvil.

[relativa2]