Coatzacoalcos, Ver.- Cesar Pérez Guerrero, lleva mas de diez años cantando y tocando con sus compañeros en restaurantes y en ocasiones en salones con eventos especiales.

Pero hoy en día todo esta cerrado, por lo que desde hace dos semanas sus canciones no son aplaudidas ni recompensadas con una moneda de parte de su público.

Asegura que a lo largo de de su carrera musical, este ha sido una de las peores crisis económicas que enfrenta junto a su familia compuesta por su esposa y tres hijos.

“Pues antes desde hace 10 años de esto vivimos, pero ahora al igual que nosotros mucha gente esta así que se quedo a la deriva, los negocios pequeños están por la misma situación y la gente no tiene ingreso, por eso queremos que el gobierno nos apoye”, expresa el artista local.

De acuerdo con le último reporte de la Camara Nacional de Comercio (CANACO) en esta ciudad: ante la llegada del covid-19 al estado de Veracruz, el 80 por ciento de los restaurantes de mayor afluencia y que se ubican en diferentes punto de la ciudad, han cerrado sus puertas.

“Y los pocos que quedan abiertos hay muy pocos comensales, la gente no sale y es por eso que decidimos hacer esto, porque cada uno tiene familia: hijos y esposa”, se lamenta Cesar.

Se unen para pedir despensa o dinero para sus familias

La música es su principal fuente de ingreso, por lo que este fin de semana más de 15 músicos y cantantes independientes, decidieron unirse para instalarse en el kiosko del parque central y así pedir de las personas con despensa o dinero, mientras tocan diferentes canciones.

“Nuestra única fuente de ingreso es la música, vendemos canciones y pasamos una charola. Como no tenemos un ingreso por eso es que les pedimos un apoyo con despensa o dinero”, dice Jesús Manuel Flores, otro de los músicos locales.

Se turnan y a cada grupo le toca interpretar de 3 a 5 canciones, mientras en el suelo la fundas de las guitarras reciben 1 o hasta 50 pesos de las pocas personas que aun salen a las calles y se compadecen de nuestros artistas.

Durante este fin de semana lograron completar 5 bolsas de despensa y más de mil pesos, que dividen entre los 15 artistas que acudieron a cantar y tocar.

“Todos aquí tenemos familia y sobre todo hijos, son bocas que alimentar y siempre lo hemos hecho a través de esto, de nuestras guitarras, de nuestras voces, por eso es que queremos ser escuchados, no sólo cantando tambien pidiendo ayuda”, finaliza Jesús pues ya lo presentaron para que cante.

Continuarán tocando en la calle hasta que pase la contingencia

Este fin de semana los géneros musicales y la competencia quedaron atrás: los que cantan banda o cumbias se mezclaron con los amantes de los sones jarochos para interpretar una sola melodía: la solicitud de ayuda.

Mi mayor anhelo de Banda MS; Tatuajes de Joan Sebastian; Moliendo Café y La Bamba, fueron algunas de las piezas musicales que se escucharon.

Quizá no con la misma alegría que siempre demuestran, pues saben que regresaran a sus hogares con menos del 50 por ciento de lo que comúnmente ganan en restaurantes y bares.

“Ojalá que el gobierno nos voltee a ver  y que se de cuenta que somos muchos los que nos quedamos sin ingresos”, expresa otro de los músicos porteños.

Todos los días se instalarán en el parque central de coatzacoalcos hasta que pase la contingencia por lo menos 15 artistas locales. Algunos tocando la guitarra otros los tambores, mientras que el resto cantara a una sola voz para que sean escuchados.

“No hay de otra, se que nos dicen que no debemos salir, pero como le haremos para comer, tenemos que tocar para llevarnos algo”, finaliza Cesar Perez Guerrero.