Minatitlán, Ver.- Floricela toma con seriedad la pandemia del covid-19. No puede quedarse en casa porque -dice- el dinero escasea conforme la contingencia avanza. Visionaria, invirtió 15 mil pesos en cubrebocas y gel antibacterial que ahora vende en un crucero de la colonia Petrolera.

“Como vimos que estos insumos se están escaseando, pensamos en la manera de surtir gel, luego cubre bocas y finalmente guantes de látex”, cuenta la mujer de unos 50 años, que espera a sus clientes bajo una temperatura que supera los 35 grados centígrados. 

Su puesto, Floricela Rodríguez Colmenares lo ha improvisado sobre una mesa blanca desmontable, donde exhibe productos que van de los 20 pesos a los 200 pesos. “¿No teme contagiarse?”, le preguntan. “Sí, pero ya invertimos. Hay que echarle ganas”, responde con una sonrisa pícara. 

La mujer vende estos productos -que hace 10 días surtió en la Ciudad de México- de pie y sin una carpa que la ataje de los rayos del sol. Es consiente que sus intenciones de sobrevivir a la cuarentena pueden ser objeto de agentes de comercio que devoren su puesto ambulante. 

Floricela, hasta antes de que la pandemia azotara a México, ganaba algunos pesos gracias a la venta de productos Omnilfe. Sin embargo, su negocio, como muchos otros en el país, ha sufrido pérdidas debido a que la mayoría de las personas prefieren gastar su dinero en comida e insumos. 

“No es mucho -la ganancia- peor hay muchos que no podemos quedarnos en casa 40 días. Se hace lo que se puede”, insiste la mujer emprendedora a quien su hija la ayuda a despachar. 

La Secretaría de Salud de Veracruz (SS) únicamente ha confirmado -hasta el 8 de abril- dos pacientes contagiados de coronavirus en el municipio vecino de Coatzacoalcos. En Minatitlán hay 11 casos en investigación; en Cosoleacaque 4. El resto de municipios colindantes: Nanchital, Moloacán y Agua Dulce suman 1 caso sospechoso, respectivamente. 

No obstante las cifras de covid-19 en la región del Itsmo -que son de las más bajas en la entidad-  los habitantes de esta zona han tomado con seriedad la propagación del virus, que ha provocado la muerte de 194 personas en el país y tres en Veracruz. 

Los habitantes de Coatzacoalcos fueron de los primeros en la entidad en participar en compras de pánico en farmacias Del Ahorro, Yza y De la Unión, según informó este medio el pasado 3 de marzo, cuando en México apenas era declarada la Fase 1 de la pandemia. 

Floricela sabe que estaría más segura en casa, pero también confía que haber invertido sus ahorros en productos de salud la sacarán de esta cuarentena. “Con una pequeñita compra de pánico en mi puesto la hago, un golpe de suerte”, dice animada mientras limpia el sudor de su rostro.