Coatzacoalcos, Ver.- El Jueves Santo benefició a los comerciantes de mariscos instalados en el mercado Rivera del Río de Coatzacoalcos; desde muy temprano se registró una gran afluencia de clientes.

Era un ir y venir de personas de todas las edades en busca de camarón, robalo, mojarra y pulpo, entre otros productos.

“Sí, afortunadamente hay un poco más de afluencia, aunque esperábamos algo más pero entendemos que por la contingencia, por la enfermedad, está más limitada la salida de la gente”, expresó uno de los locatarios de nombre Jesús Solís Ascencio.

Era casi imposible guardar la sana distancia, pues los pasillos de este centro de abasto, ubicado en el paso de lanchas, es reducido y las personas buscaban lo precios más bajos en los locales.

Al ser cuestionados sobre ello, aseguraban que sólo comprarían rápido el producto y se retirarían del lugar, pues no podían dejar pasar la tradición de cambiar carnes rojas por productos del mar.

“Yo sólo vine por postas de robalo que haré, lo haré al mojo de ajo y fritas; aunque queremos que haya un poco de sana distancia no se puede mucho porque el espacio es pequeño, pero nos estamos apurando para estar lo menos posible”, afirmó la señora Eva Herrera.

Lo más comprado fue el camarón, ceviche y el robalo, cuyos precios se mantienen sin alza.

Los locatarios esperan mantener este nivel de ventas hasta el fin de semana, pues como se ha informado no  les ha ido bien desde que inició el 2020.

“Pues con que nos vaya bien estos días nos damos por bien servido, lo que ahorita ve es como un domingo de venta por eso invitamos a las personas a que vengan a comprar productos frescos”, reiteró doña Herlinda quien es la vendedora encargada de recibir a los clientes.