​El flujo de migrantes que pasa por el sur de Veracruz disminuyó hasta en un 95 por ciento durante la emergencia sanitaria por el coronavirus, informó el coordinador de la Pastoral de la Movilidad Humana de la Diócesis de Coatzacoalcos, Joel Ireta Munguía.

Comentó que el albergue abierto en los bajos del puente de la avenida Uno, pero sólo para refugiados. Incluso, confirmó que cesaron los operativos del Instituto Nacional de Migración (INM).

“El número de migrantes ha disminuido un 95 por ciento, aquí en el albergue no se les recibe, solamente desde afuera se les lleva la comida y la bebida para que ellos tengan algo para seguir su camino. Son dos o tres personas migrantes que pasan por Coatzacoalcos”, expresó.

En entrevista, el párroco constató durante un recorrido que varios indocumentados han optado por retornar a sus países, pese a que en el primer trimestre del año es cuando más personas migran, ya que en los registros se ha documentado el paso hasta de mil 200 personas en estas fechas.

Ireta Munguía recordó que la mayor parte de los viajeros provienen de Honduras, pero ahora volverán a bordo del tren.

“Como no vieron oportunidades por toda esta contingencia y al no haber lo necesario, tan siquiera un pan o agua o lo que sea, ellos desistieron en seguir el sueño americano y van a regresar a Honduras, así como se fueron en el tren regresan en el tren”, manifestó.

Agregó que esta migración es forzada por la falta de oportunidades de empleo así como por la delincuencia.

Presencia MX / E-Consulta Veracruz