Veracruz, Ver. - Empresas funerarias de Veracruz ofrecen como única alternativa la cremación directa para personas que fallecen por alguna enfermedad respiratoria ya sea coronavirus o no, sin importar que haya sido su deseo recibir una sepultura tradicional o que la decisión de sus familiares.

Aunque se trata de un procedimiento cada vez más recurrente entre la sociedad, en esta emergencia sanitaria se asumió como algo obligatorio por las empresas que ofrecen los servicios funerarios, a pesar de que se trata de una alternativa económicamente costosa.

El precio de este servicio ronda entre los 8 mil 500 y 16 mil pesos, según datos que el equipo de La Silla Rota Veracruz recopiló de cinco funerarias distintas del municipio de Veracruz.

Estos costos varían dependiendo la empresa a la que se contrata y del lugar donde se encuentre el cuerpo, la mayoría de esto paquetes incluye la recolección del cadáver, cremación, la urna donde irán las cenizas y en algunos casos asesoría y gestión ante el Registro Civil.

"Es cremación directa no se puede velar ni nada, solo se trae se crema y se entrega las cenizas y se hace el papeleo, hay un protocolo de medidas para sacar el cuerpo del hospital y traerlo aquí", comentó una de las empleadas de la funeraria.

Esto aplica para cualquier persona que allá fallecido por alguna enfermedad respiratoria aseguraron las distintas funerarias que se consultaron.

CÓMO SE DEBE DE MANEJAR UN CADÁVER POR COVID- 19

Hasta la fecha no existe evidencia de que haya riesgo de infección a partir de cadáveres de personas fallecidas por covid-19, sin embargo, se pueden considerar como un foco de infección para las personas que entren en contacto directo con ellos, según indica la Secretaría de Salud. 

Estos cuerpos deben de cumplir un procedimiento estricto que puede llegar a ser muy doloroso para los familiares de las víctimas. 

Según la Guía de Manejo de Cadáveres por COVID-19 en México, elaborado por la Secretaría de Salud, todo el personal que intervenga en el manejo, traslado y disposición final de los cadáveres confirmados o sospechosos de portar el virus SARS-CoV2 deberán cumplir las normas de bioseguridad y el uso de equipo de protección.

Al igual que realizar lavado de manos con agua y jabón después de la manipulación del cuerpo, evitar tocar ojos, nariz y boca.

Guia Manejo Cadaveres COVID-19 by E-Consulta Veracruz on Scribd

TRASLADO AL MORTUORIO

Una vez que se declare la muerte del paciente debe de ser trasferido lo antes posible a la morgue, el personal de salud deberá utilizar precauciones de contacto lavado de manos con agua y jabón, uso de guantes, mascarilla quirúrgica, bata impermeable con manga larga y protección ocular para retirar todos los dispositivos que tenga el paciente para disminuir riesgos de contaminación por derrame de secreciones.

El cadáver debe de introducirse en una bolsa especial biodegradable que tenga resistencia a la presión de los gases en su interior e impermeabilidad. La introducción en la bolsa se debe realizar dentro de la propia habitación. Una vez que el cadáver esté adecuadamente empacado en la bolsa.

La camilla en la que fue trasladado el fallecido deberá ser desinfectada con soluciones con hipoclorito 0.1 por ciento.

Mientras que en el área donde ocurrió el deceso, el personal de limpieza debe de realizar la desinfección de todos los lugares y objetos donde el fallecido haya tenido contacto.

En tanto que las funerarias también tienen que contar con requisitos específicos para poder recibir los cuerpos, las áreas de acopio de cadáveres deberán estar bien iluminadas y con climatización, las superficies en contacto con los cuerpos deberán ser descontaminadas una vez se hayan retirado los cuerpos, utilizando hipoclorito de sodio 0.1 por ciento.

Al igual que deben de seguir las recomendaciones de sana distancia, así como no realizar embalsamiento del cuerpo.

Cabe mencionar que los familiares no podrán tocar el cuerpo de la víctima y no se realizara la velación del cuerpo. 

Actualmente la cifra de muertos por covid-19 en el estado de Veracruz es de 45 personas, de acuerdo con el último informe de la Secretaría de Salud del Estado, mientras que los casos confirmados alcanzaron los 515 pacientes lo que puso al estado en color rojo dentro del mapa nacional.