Xalapa, Ver.- Una bebé de apenas cuatro meses quedó en la orfandad luego de que sus padres fueron asesinados este fin de semana al interior del Hotel Revolución, en el municipio de Coatzacoalcos.

La menor es hija de los fallecidos Ricardo Medellín Pérez y Michelle Vázquez Hernández, quienes fueron acribillados durante un festejo virtual que transmitieron a través de Facebook para sus familiares y amigos, con el fin de amenizar el confinamiento por la crisis sanitaria de covid-19.

El hecho causó gran indignación entre los habitantes de Coatzacoalcos, entre quienes surgió la versión de que el ataque armado fue producto de un ajuste de cuentas por negocios de narcomenudeo.

Aún se desconocen las razones del crimen que además dejó a otras dos personas lesionadas, supuestamente identificadas como trabajadores del lugar.

No obstante, la policía no descarta que el asesinato esté relacionado con extorsión y la venta ilegal de sustancias nocivas para la salud.