Rafael Delgado,Ver.- Cinco personas muertas, 4 de ellas de Rafael Delgado y una de Tlilapan, es el saldo que ha dejado el consumo de alcohol adulterado en estos municipios de entrada a la zona montañosa de Zongolica.

El primer caso se conocieron el pasado miércoles, cuando se reportó el deceso de un ciudadano, a raíz de lo cual surgieron otros casos de personas que fueron internadas en el Hospital Regional de Río Blanco con cuadros similares: pérdida de la vista y dolor abdominal fuerte.

Hasta la tarde del jueves, indicó la alcaldesa de Rafael Delgado, Isidora Antonio Ramos, se tenían confirmados 4 fallecimientos de ciudadanos de este municipio y uno más de Tlilapan, pero también había 7 personas cuyo estado se reportaba grave en los hospitales Regional de Río Blanco y de Yanga, ya que el primero no se daba abasto.

Mencionó que personal de la Cofepris acudió la tarde del jueves 14 de mayo al municipio y comenzaron a indagar en dónde se había dado la venta de alcohol, resultado de lo cual lograron dar con una casa particular ubicada en un terreno ejidal en los límites del municipio con Tlilapan, en donde se procedió a sellar el lugar y asegurar producto.

Indicó que si bien se han realizado rondines por parte de la policía, ese lugar no se había detectado y ahora se sabe que campesinos y albañiles acudían ahí a echarse “la copita” sin imaginar que consumirían una bebida adulterada.

Agregó que a los funcionarios municipales les tocó comprobar la letalidad de ese producto, pues el director de Comercio y la directora de Salud acudieron a ver a un ciudadano que no había sido atendido en el hospital y al hablar con él les dijo que estaba “viendo oscuro”, le comenzó a doler el estómago y 10 minutos más tarde estaba muerto.

Señaló que se espera dar con los culpables no tan solo de esas muertes, ya que aunque alguna persona logre sobrevivir, es muy seguro que tenga secuelas.

Cabe recordar que el martes pasado en el estado de Puebla se dio la alerta por la muerte de 20 personas en un día por consumo de alcohol adulterado, pero en las siguientes horas la cifra llegó a más de un centenar.

Ahora se cree que parte de esa bebida pudo haber llegado a la región de las Altas Montañas y al momento el personal de la Cofepris busca la trazabilidad del producto, para lo cual incluso se realizó el decomiso de alcohol en un negocio de Orizaba la tarde de este 15 de mayo.

De igual forma, las autoridades rastrean a ciudadanos que acudieron a un velorio el pasado sábado en Rafael Delgado, en donde se dio alcohol a los asistentes.