Xalapa, Ver. - El periodo de la encargada de despacho de la Fiscalía General del Estado, Verónica Hernández Giadáns, no ha significado un cambio en materia de procuración de justicia en Veracruz.

De acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), de octubre a diciembre de 2019, es decir, los dos primeros meses de Hernández Giadáns en el cargo, Veracruz registró 15 mil 711 delitos.

Tan solo en ese período, según datos alojados en la Plataforma Nacional de Transparencia, la Dirección General de la Policía Ministerial reportó un avance de 2 mil 011 órdenes de aprehensión y de reaprehensión ejecutadas del 1 de octubre al 31 de diciembre de 2019.

La funcionaria es respaldada por el gobierno estatal y los diputados locales de Morena, quienes buscan su ratificación en el cargo por 9 años. A la fecha, en la convocatoria de la LXV Legislatura, no ha despuntado un rival para pelearle el puesto.

En 10 meses de encargo, la dependencia a cargo de Hernández Giadáns no ha informado datos oficiales de la efectividad en indagatorias iniciadas. Además, la funcionaria tomó como estrategia recluirse ante los medios de comunicación; son contadas sus participaciones en eventos públicos.

En un intento por legitimarse, en fechas recientes la Fiscalía difundió como logros la reducción de delitos como el robo a negocios, robo de transporte de carga y extorsiones, áreas relacionadas, en su mayoría, con la prevención a cargo de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

 

MANEJO DE CIFRAS

En su comparecencia del pasado 21 de enero, la fiscal resaltó la detención de 147 presuntos culpables de 298 secuestros, recurriendo a resultados correspondientes al periodo enero-agosto de 2019 de la fiscalía, con Jorge Winckler como titular, hoy prófugo de la justicia.

Destacó la obtención de 56 sentencias a favor, resoluciones que igualmente correspondieron al ejercicio de su antecesor, en su mayoría.

De septiembre a diciembre de 2019, y de enero a marzo de 2020, la Fiscalía registró 128 denuncias por secuestro. Su área de comunicación destacó de enero a marzo 33 detenciones por su probable responsabilidad.

Además, en una publicación compartida en redes sociales, el organismo indicó una disminución en secuestros del 30.85 por ciento, aunque omitió mencionar que la comparación es solo de las 28 denuncias registradas en septiembre de 2019 con las 16 formuladas en marzo de 2020, en el cambio de titulares del organismo.

En el caso de feminicidio, la fiscalía resaltó una reducción de 19.85 por ciento, al comparar las 15 denuncias formuladas en septiembre con las nueve registradas en marzo de 2020. No obstante, este delito sigue siendo un “talón de Aquiles” para la actual administración.

Sus comunicados revelan escasas detenciones de probables feminicidas. Es el caso de Perseo “N” y René “N”, hijo y padre, ambos detenidos en diciembre pasado luego de que Perseo asesinó a su esposa y su progenitor habría intentado ayudarle a encubrir el crimen.

En ese sentido, las cifras correspondientes al trimestre enero-marzo de 2020 sitúan a Veracruz en el segundo lugar nacional en cuanto a delitos de feminicidio. Además, reporta una proporción de 0.57 feminicidios por cada 100 mil habitantes, con lo cual Veracruz ocupa el sexto escalón a nivel país.

Comparativamente, durante el primer trimestre de 2019, la FGE reportó 44 feminicidios contra 25 este año. Sin embargo, la Fiscalía aplicó una "reclasificación" de estos delitos, sin perspectiva de género y con el criterio de investigación como "homicidio doloso de mujeres", medidas criticada por feministas y organizaciones civiles.

A pesar de la disminución reportada por la FGE en un el primer trimestre de 2020, ya con sus nuevos parámetros en clasificación, el SNSP advierte de 22 denuncias de homicidio doloso de mujeres.

La fiscalía presume además una disminución de homicidios dolosos en un 15.56 por ciento; pero al cotejar las cifras del SNSP correspondientes a septiembre de 2019 (con 162 casos) con marzo de 2020 (164), es decir, la incidencia aumentó un 1.6 por ciento.

El informe del SESNSP reporta además que, de septiembre de 2019 a marzo de 2020, Veracruz registró mil 126 homicidios dolosos: 162 en septiembre, 157 en octubre, 120 en noviembre, 192 en diciembre de 2019 y 170 en enero de 2020, 161 en febrero y 164 en marzo de 2020.

En el caso del robo a transeúnte en espacios públicos, la fiscalía destaca una reducción de 34.66 por ciento, solo a partir de las 16 denuncias formuladas en septiembre de 2019 con las 22 denuncias correspondientes a marzo de 2020.

Sin embargo, al cotejar las dos cifras existe un incremento de 37 por ciento, lo cual contradice las cifras de la Fiscalía con las del SNSP.

Hernández Giadáns se valió además la detención de 35 “objetivos prioritarios” generadores de violencia en regiones de la entidad.

Es el caso de Raúl "N", alias "El 30" o "La Cuija"; José Carmen "N", alias "El Concha"; Geovanni "N" alias "El Archie"; Javier "N", alias "El cachorro"; Pedro "N" alias "El Paco"; Rosalino "N" alias "El Chelino" y Diana Mayte "La Güera", considerados de alta peligrosidad.

De estos, a 12 se les relaciona con los delitos de secuestro, 11 por homicidio, 5 por robo de vehículos, 3 por extorsión, 2 por portación de arma de fuego, uno por delitos contra la salud y uno por privación de la libertad en San Andrés Tuxtla, Veracruz, Xalapa, Orizaba, Pacho Viejo, Coatzacoalcos, Poza Rica, Tantoyuca, Amatlán de los Reyes, Coatepec, Papantla y Tuxpan.

 

EFICIENCIA EN ENTREDICHO

El Secretariado Ejecutivo y la Plataforma Nacional de Transparencia también evidencian una baja eficiencia de la fiscalía durante el trimestre octubre-diciembre de 2019, con Hernández Giadáns en el cargo.

La estadística indica que, en el citado trimestre, Veracruz registró 15 mil 711 denuncias. Sin embargo, la Dirección General de la Policía Ministerial se fijó una meta trimestral de 2 mil 520 órdenes de aprehensión, aunque al momento de elaborar el reporte, dicha área reportó solo un avance de 2 mil 11 cumplidas; les faltó el 20 por ciento.

Al cotejar las 2 mil 011 órdenes de aprehensión ejecutadas contra las 15 mil 711 denuncias formuladas en el trimestre se obtiene un porcentaje de 12.79 de efectividad, considerando que la autoridad no ha establecido cuántos delitos del total ameritan la prisión preventiva.

El dato oficial sobre la efectividad sigue siendo un pendiente del organismo con Verónica Hernández al frente.

La Plataforma Nacional de Transparencia indica también que, del 1 de octubre de 2019 al 31 de diciembre de 2019, el ente investigador desestimó 32 investigaciones y a la vez remitió al archivo temporal 2 mil 189 carpetas.

El informe revela que solo ejerció acción penal en 219 investigaciones y en 303, determinó el no ejercicio.

No obstante, en su comparecencia ante el Poder Legislativo, Hernández Giadáns presumió un "combate al rezago" y un creciente número de detenciones de presuntos delincuentes.

En comparación, del primer trimestre de 2019, del 1 de enero al 30 de marzo, el ente envió al archivo temporal mil 768 carpetas y además desestimó 6, ejercitó acción penal en 118 y la no acción penal en 309.

En el segundo trimestre de 2019, del 1 de abril al 30 de junio de 2019, la Fiscalía de Veracruz solo judicializó 160 investigaciones, en 333 no se ejercitó acción penal, 23 recibieron el desistimiento y se archivaron 892 carpetas.

En el tercer trimestre, la fiscalía envió al archivo 1159 investigaciones, no ejercitó acción penal en 396 carpetas y judicializó 184, además de desestimar 12 investigaciones.

 

OBJETIVOS PRÓFUGOS

Sicarios, narcotraficantes, exfiscales, exsecretarios de despacho, exdiputados federales y locales e incluso exagentes ministeriales destacan en la lista de “objetivos prioritarios” prófugos de la fiscalía.

Entre estos destacan seis delincuentes perseguidos desde la administración anterior y por quienes el exgobernador Miguel Ángel Yunes Linares ofreció, sin éxito, recompensas de entre 500 mil a un millón de pesos.

Es el caso de Roberto de los Santos de Jesús, alias “El Bukanas” expolicía municipal de Acultzingo y acusado de liderar el grupo “Sangre Nueva Zeta”, y por cuya información el gobierno de Veracruz ofreció cinco millones de pesos.

Se suma José Antonio Granda Sosa, alias “El Ricolino” o “El Tricoy”, presunto integrante de la célula 35Z y responsables de al menos cinco delitos de alto impacto en Xalapa.

También sigue libre Jalit Cano Parra, alias “El Mamer”, una célula derivada del cartel de Los Zetas con operación en Martínez de la Torre; Sergio Enrique Calderón Quintanilla, alias “El Cursi”, señalado como el jefe de plaza del grupo “Zetas Vieja Escuela” e involucrado con la masacre de 13 personas en la palapa “La Potra” de Minatitlán el 19 de abril de 2019.

Igualmente, Héctor Chavarría Ramírez, alias “El Chavarría”, presunto líder de una banda de secuestradores en el norte de la entidad y Alberto Hernández, alias “El Power” presunto integrante del Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG) con operación en la zona conurbada Veracruz-Boca del Río.

Entre las capturas pendientes destaca la del ex fiscal José Roberto Sánchez Cortés, alias “El licenciado” o “Huevochas”, encargado de la Agencia Primera Investigadora de Acayucan y presunto miembro de la delincuencia organizada en el sur de la entidad.

Además de José Nabor Nava Holguín, extitular de la Secretaría de Seguridad Pública durante los gobiernos de Javier Duarte de Ochoa y Flavino Ríos Alvarado, acusado de desaparecer al menos a 15 personas en la zona metropolitana de Xalapa.

Otro de los prófugos pertenecientes al desaparecido “primer círculo” de Javier Duarte es el extesorero de la Secretaría de Finanzas y Planeación, Antonio Tarek Abdalá Saad.

Continúa prófugo de la justicia Camerino Basilio Picazo Pérez, expresidente municipal de Coyutla y exdiputado local por el distrito de Papantla de la LXIV Legislatura de Veracruz, señalado por su presunta participación intelectual en el crimen de la periodista de identidad resguardada M.E.H.F. asesinada el 30 de marzo.

Al exservidor igualmente se le indaga por su vínculo con un grupo generador de violencia en la región de Papantla y el homicidio del exsíndico de Coyutla, Miguel Alfonso Vázquez.

Sobresale también Edgar Spinoso Carrera, exdiputado federal y exoficial mayor de la Secretaría de Educación de Veracruz por la presunta privación de la libertad contra trabajadores de la empresa Mota Engil, ejecutora de la carretera Cardel - Poza Rica.

Este año la Fiscalía Especializada Anticorrupción solicitó al Congreso la revocación de mandato del exalcalde de Actopan, José Paulino “N”, misma que los diputados concedieron el pasado 4 de marzo.

Poco después de su destitución por mal manejo de recursos el propio Gobernador, Cuitláhuac García, relacionó al exfuncionario con el homicidio del periodista, Celestino Ruiz, pero a la fecha está prófugo e impune por dicho crimen.

 

DAN ESPALDARAZO

En su comparecencia de enero pasado, la fiscal encargada reconoció ser familiar de Guadalupe Hernández Hervis, alias “Le Jefa”, presunta operadora del grupo Zeta quien se encuentra en libertad.

Hernández Giadáns dijo que tenía 30 años sin relacionarse con “La Jefa”, quien era la número dos en la banda de Hernán Martínez Zavaleta, alias “El comandante H” en Coatzacoalcos y a quien habría ayudado a capturar al servir como informante.

Guadalupe Hernández Hervis tenía comunicación con Jaime Téllez, extitular de la Secretaría de Seguridad Pública en Veracruz en el gobierno de Miguel Ángel Yunes, quien incluso fue citado por la PGR para explicar sus vínculos.

El parentesco generó controversia mediática, sin embargo, el gobierno del Estado dio su respaldo a Hernández Giadáns. El gobernador, Cuitláhuac García, destacó que sólo en su primer mes al frente de la Fiscalía con Verónica Hernández se cumplieron 26 órdenes de aprehensión que estaban “guardadas” con Winckler.

Posteriormente, en la televisión pública del Estado el Ejecutivo se dijo sorprendido con el trabajo de Hernández Giadáns:

“Yo lo que veo es una actuación incluso que nos sorprende, la verdad, y mira que aquí hay algo importante que señalar y no es choro ni ‘cebollazo’; es mujer.

“La verdad que el que haya llegado una mujer que no pertenece a ningún grupo político ni tiene ninguna mancha ayudó mucho, pero el hecho también que sea mujer, ordenada, capaz y con una visión de procuración de justicia que no se había hecho y que de inmediato dio resultados”, dijo el mandatario.

A la par secretarios de despacho relacionados con la materia de seguridad han destacado los resultados de la Fiscalía, especialmente el titular de la SSP, Hugo Gutiérrez y el secretario de Gobierno, Eric Cisneros, dependencia de la que formó parte en la actual administración como directora jurídica.

Finalmente, a ellos los liderazgos de los diputados de Morena en el Congreso local, especialmente el presidente de la Junta de Coordinación Política, Juan Javier Gómez Cazarín y el presidente de la comisión de Procuración de Justicia, José Manuel Pozos Castro, quienes también han apelado a la efectividad de la fiscal y su honradez.

Esta semana se realizarán las entrevistas a los aspirantes al cargo de fiscal general y una vez finalizadas la JUCOPO emitirá, en un plazo no mayor a tres días naturales, el Proyecto de Punto de Acuerdo con la terna de candidatos a ocupar el puesto.

Se espera que el Proyecto de Punto de Acuerdo sea votado a finales de este mes, al igual que el del nuevo titular de la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción.