Xalapa, Ver.- La clínica ambulatoria de la Unidad de Medicina Familiar 40 del Instituto Mexicano del Seguro Social del municipio de Manlio Fabio Altamirano, también conocido como Purga, presentó daños en la fachada luego de que pacientes inconformes lanzaran piedras.

Se menciona que la queja fue que el personal médico ha incurrido en falta de atención a derechohabientes que acuden al lugar.

Por otra parte, también señalan que médicos le negaron atención a una persona que presentaba síntomas de coronavirus, debido a que la clínica no está habilitada para estos casos y provocó que familiares lanzaran piedras a los cristales.