Veracruz, Ver.- La llegada del nuevo virus covid-19 vino a revivir algunas carencias y deficiencias que desde hace varios años están latentes en el sistema de salud veracruzano, tales como la falta de personal médico, que además cuentan con los salarios más bajos a comparación de otros estados.

Así como la falta de insumos como medicamentos y de protección que requiere el personal de salud para hacer frente a esta pandemia, las que se han visto en la necesidad de comprar con sus propios ingresos o realizar centros de acopio para que personas donen diversos productos como mascarillas, caretas y overoles. 

FALTA DE PERSONAL DE SALUD

A finales del tercer trimestre del 2019, la Secretaría de Salud Federal alertó sobre el problema de la falta de personal médico en la entidad mediante un reporte publicado el 30 de septiembre.

En el reporte se hacía mención que ocho estados del país se encontraban con déficit de médicos, entre esas localidades estaba el estado de Veracruz.

A principios de octubre del 2019, el gobernador Cuitláhuac García Jiménez, reconoció que el estado tenía esta falta de personal de Salud, ya que solo se contaba con un médico por cada mil habitantes.

El informe reveló que Veracruz cuenta con 5 millones 473 mil 512 veracruzanos sin seguridad social y solo 5 mil 570 médicos generales y especialistas.

Mientras que, en contraste, el estado debe de contar con 18 mil 63 médicos, por lo que requiere de 12 mil 493 adicionales para sumar 12 mil 42 generales y seis mil 21 especialistas, según la Secretaría de Salud.

SALARIOS MAL PAGADOS

Cuitláhuac García Jiménez también reconoció que en el 2019 había más de 200 plazas de especialistas vacantes en el sistema de Salud, esto porque según el mandatario los sueldos para los profesionales son muy bajos y es por eso que prefieren laborar para el sector privado donde ganan más.

Según el tabulador de salarios de la Secretaría de Salud de Veracruz, un médico especialista en área normativa gana mensualmente 17 mil 867 pesos a diferencia de otros estados del país, donde el sueldo de un profesional de la salud ronda en promedio 21 mil 129 pesos, de acuerdo a los datos del Observatorio Laboral del Servicio Nacional de Empleo (SEN).

Esto quiere decir que, un especialista del sector Salud en Veracruz gana un promedio de 595 pesos al día lo que vendría ganando en una consulta privada.

FALTA DE INSUMOS

Pese a que el titular de la Secretaría de Salud, Roberto Ramos Alor, afirmó en el 2019 que el desabasto de medicamentos pasaría a la historia, los datos actuales contradicen sus palabras.

Las constantes manifestaciones en distintos hospitales del estado han contrastado lo dicho por Ramos Alor, fue a principios del 2020 que madres de pacientes internados en el Hospital Pediátrico de Veracruz, denunciaron la falta de medicamentos para el tratamiento de niños con cáncer.

Mientras que, cuando recién iniciaba la pandemia por el covid-19, se hicieron presentes las manifestaciones del personal de salud público de distintos municipios, reclamando la falta de insumos esenciales para su protección tales como cubrebocas, overoles, guantes y caretas.

El problema no se reducía a hospitales de los Servicios de Salud de Veracruz, sino que fue más notorio en organismos federales como el Instituto Mexicano del Seguro Social.

Dichos materiales tenían que ser comprados del bolsillo de los mismos trabajadores, en entrevista con una de las enfermeras mencionó que debido a la escasez de estos productos específicamente en la clínica 71 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), los llevó a realizar una campaña permanente de donación.

En el Hospital de Boca del Río ocurrió lo mismo, en esta clínica que depende de autoridades estatales las protestas y testimonios del personal dejó ver la falta de los mismos insumos.

Aunado a esto, las carencias de infraestructura de dichos hospitales, ya que por medio de los mismos trabajadores comentaron que tenían que laborar algunas veces sin aire acondicionado y con los trajes de protección puestos durante ocho horas o más.

AUTOCUIDADO DE LA SALUD

Cuando comenzaba la pandemia por el covid-19, cientos de personas se mantenían escépticos del alcance que podría tener en el estado, los veracruzanos desafiaron las reglas de la contingencia saliendo a playas, mercados, plazas comerciales, además de otros sitios de recreación con gran afluencia de personas.

Al igual que muchos de ellos no cumplían con las medidas de higiene para no contraer el virus, estos descuidos pudieron haber llevado al estado a ocupar los primeros lugares de contagios a nivel nacional.

Lo que llevó al Gobierno a tomar medidas más estrictas las cuales fueron cerrar negocios que aglomeraran en su interior a un número superior de personas de lo permitido, en tanto que hicieron los mismos con las principales calles y avenidas del centro de la ciudad.