Veracruz, Ver.- Raúl Deveze Bocardi es recordado por sus pacientes como un médico que nunca perdió su lado humano, siempre atento para ellos sin importar horarios o condiciones. Su muerte por el virus SARS-CoV2 dejó luto entre sus los enfermos de cáncer que atendió y médicos que fueron alumnos y compañeros suyos.

El oncólogo y catedrático de la Universidad Veracruzana murió de covid-19 este fin de semana en la ciudad de Veracruz; municipio que durante la pandemia suma 106 de los 378 fallecimientos de todo el estado.

“En las crisis más difíciles que me tocó vivir como paciente de cáncer, él estaba a cualquier hora presente para salir a atender, siempre tenía palabras de aliento para los pacientes y nos daba tranquilidad, no entiendo porque personas cómo él se va, cuando hacen tanto bien y tanta falta para los pacientes”, relató Rocío Ojeda, quien recibió atención médica por 10 años de parte de Deyeze Bocardi.

Su ejercicio profesional como médico en su consultorio particular lo combinó en los últimos años como catedrático de la Facultad de Bioanálisis de la Universidad Veracruzana (UV), en donde se destacó por participar en investigaciones y congresos de especialistas.

Rocío Ojeda dijo que tras su fallecimiento varios de sus pacientes coinciden en que se sienten desamparados, ya que siempre fue un médico que ofreció empatía a los enfermos con diagnósticos difíciles, algo que pocas veces es posible encontrar entre los médicos.

“Siempre entregaba una sonrisa y una tranquilidad para calmar a los pacientes, algo que es muy importante para alguien que sabe que tiene una enfermedad que es mortal, de la que no sabe si sobrevivirá. Recuerdo que en las crisis más difíciles que tuve me decía: Tranquila, siempre vendrá una solución”.

El catedrático era investigador de la UV, radio-oncólogo egresado del Hospital de Oncología del Centro Médico Nacional Siglo XXI, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Horacio Astudillo, colega y compañero de Raúl Deyesi Bocardi lo describió como una persona dedicada a su profesión, con una pasión y vocación de servicio que siempre lo destacó.

En su cuenta de Facebook comparte una anécdota sobre el paso del doctor Raúl en el Hospital de Oncología del CMN Siglo XXI del IMSS, en el que salvó varias vidas, poniendo en riesgo la propia durante el terremoto de 1985 en la Ciudad de México.

“No quiero dejar de citar un hecho que el Dr. Raúl Deveze heroicamente realizó según cuenta el Dr. Serafín Delgado, estando en el Servicio de Radioterapia del Hospital de ONCOLOGIA del CMN Siglo XXI del IMSS y de lo cual nunca el Dr. Deveze quiso que se supiera en el medio institucional y Oncológico de México.”

Según el relato era el 19 de septiembre de 1985 en la Ciudad de México, el doctor Raúl se encontraba de guardia en el servicio e radioterapia, en donde se encontraban 7 pacientes internados con material radiactivo en el sexto piso del antiguo hospital donde aplicaba braquiterapia de baja tasa, cuando inició el terremoto.

El médico se dedicó a retirar y guardar el material radiactivo en sus contenedores y se dispuso a poner a salvo a cada uno de los pacientes, salvando así al hospital de oncología y al IMSS de un terrible accidente que hubiese extraviado o liberado alguna fuente radiactiva.

La historia jamás fue contada por el médico, quien no lo observaba como un acto heroico sino como su deber, pero se sabía de ella entre sus colegas por el relato del doctor Serafín Delgado Gallardo, quien entonces era encargado de radioterapia del CMN Siglo XXI.

Raúl Deveze Bocardi falleció en el Hospital de la Beneficencia Española, después de diversas complicaciones causadas por el coronavirus.

En redes sociales se generalizaron los mensajes de solidaridad a su familia y sentimiento de pena por el fallecimiento del oncólogo, considerado como uno de los más prominentes en su especialidad en la ciudad de Veracruz.