Coatzacoalcos Ver. – “El municipio de Coatzacoalcos esta sobrepasado en la capacidad de los crematorios, por ello han recurrido al municipio de aquí de Villa Oluta para cremar los cuerpos con casos de covid”, confirmó Pedro Serrano Soto director de Protección Civil de aquel municipio.

Hasta el 25 de mayo la Secretaría de Salud estatal contabilizó un total de 64 defunciones a causa del virus SARS-CoV2 en Coatzacoalcos, de los cuales el 90 por ciento han sido cremados de acuerdo a lo informado por autoridades municipales.

Y es la funeraria Casa Maram que está a cargo de la mayoría de las incineraciones, por lo que es lógico que no se de abasto y se tenga que recurrir a otros crematorios.

Sin embargo, los municipios más cercanos a Coatzacoalcos como Minatitlán, Nanchital o Cosoleacaque ya presentan defunciones por coronavirus, por lo que no pueden recibir más cadáveres, es por ello que se recurrió a Villa Oluta.

Cabe mencionar que ello ha causado molestia entre los habitantes de las colonias Tamarindo, San Judas y Los Laureles de Acayucan y Oluta. Se quejan del olor que despide el horno de la funeraria Alfa y Omega.

“Hemos supervisado el lugar y cuentan con los permisos correspondientes por parte de la Ley Federal y pues son ya varios cuerpos los que han traído de aquel municipio y seguirán trayendo. La gente ha estado un poco alarmada en nuestro municipio, pero contando ellos con los permisos no se puede entorpecer su trabajo”, indicó el responsable de la Protección Civil de los habitantes.

Mencionó que han recibido varios reportes ciudadanos, quejándose por el humo que emana del crematorio por temor a que las partículas causen algún daño o se -contagien de la cepa-. 

“Sin embargo es negativo, pues la temperatura que manejan es arriba de mil grados, por eso es imposible que salga alguna bacteria o virus vivo”, manifestó.

Reconoció que el humo si es un contaminante al medio ambiente, aunque es parte del proceso de liberación de todos los hornos.