Coatzacoalcos, Ver.- Una gran sorpresa se llevó doña Dula Enríquez García, quien desde que comenzó la contingencia sanitaria por el covid-19, decidió confeccionar cubrebocas que regala a los habitantes de Coatzacoalcos.

El lunes 25 de mayo por la tarde, representantes de la empresa Singer México tocaron a su puerta para donarle una máquina de coser. Algo que hasta hoy no puede creer.

“Sin palabras me dejaron, nunca imagine que me iban a traer una máquina. Cuando los vi aquí es porque ya la traían y pues sigo sin creerlo porque no imagine que una empresa tan grande como Singer me mandará algo a mí. Y más porque yo inicié esto para ayudar, no por otra cosa”, expresó la señora.

Su historia fue contada por este medio: una señora de 75 años que no se deja vencer por el cansancio y que, hoy en día, ha regalado más de mil tapabocas en poco más de dos meses.

“Logramos hacer en mi maquinita viejita muchos cubrebocas y hasta donde nos alcanzó el material. Los primeros días cuando empezamos teníamos que anotar los números de las personas para poderles marcar cuando ya tuviéramos sus cubrebocas porque no nos dábamos abasto”, mencionó la adulta.

A pesar de estar acostumbrada a su vieja máquina de pedal con la que ha creado decenas de vestuarios, con la ayuda de sus hijas aprenderá a usar la máquina eléctrica y continuará con esta noble labor.

“Dicen que no es muy difícil usarla y pues ya esta en la mesa, y la vamos a usar ahora que comencemos otra vez a hacer cubrebocas”, manifestó la señora Enríquez García sentada en la sala de su casa.

Muy contenta, Doña dula agradeció la donación a la empresa.