Veracruz, Ver.- La fonda que desde hace dos meses da de comer gratis a personas que se quedaron sin empleo o ingresos por la crisis que causó la pandemia de covid-19, fue robada en el transcurso de la madrugada.

Al abrir el local donde se encuentra el pequeño restaurante, la señora Erika Rodríguez García, quien elabora y entrega la comida, se encontró con la ventana abierta y el saqueo de los insumos que tenía listos para preparar los platillos que repartiría en los siguientes días.

Del mismo modo, quien ingresó al lugar se llevó parte de los ingredientes que utilizaría para la elaboración de los antojitos veracruzanos que vende por la mañana, mientras que algunos otros fueron derramados por el suelo.

“Me robaron aceite, un saco de arroz, se llevaron maseca, frijol, arroz. Nada eléctrico, nada más me tiraron e hicieron sus destrozos, tiraron mi masa que tenía para trabajar, tomate, queso, lo sacaron del refrigerador y me lo tiraron al suelo, me hicieron vandalismo”, relató.

La mujer dijo sospechar que no se trató de un acto de delincuencia común, sino de un acto de venganza o de alguien que no está de acuerdo con la labor de ayudar a las personas que la pasan mal económicamente por la pandemia, ya que no le sustrajeron aparatos electrodomésticos ni objetos de valor.

 

No es la primera vez

Está no es la primera vez que es víctima de un ataque similar, previo a la pandemia por covid-19, ya se habían metido a robar en dos ocasiones, a pesar de ubicarse en el pleno centro de la ciudad.

Su local está ubicado en la calle Zamora, entre 5 de Mayo e Francisco I. Madero, a una cuadra del Palacio Municipal. Sin embargo, planea mudarse debido a que el dueño de la propiedad le exigió entregar el local ayer mismo.

Debido a la premura de la solicitud logró conciliar para que le conceda 15 días para encontrar un nuevo lugar, lo que espera termine con los robos que ha sufrido.

 

 

Continuará regalando comida

A pesar del ataque, Erika aseguró que este día no se detendrá la entrega de comida para las personas que viven la crisis económica que causó la pandemia de coronavirus.

Señaló que tiene la convicción de la necesidad de los actos de solidaridad en estos momentos de crisis económica y social que ha generado la pandemia, sin importar que haya personas que hagan lo contrario.

Doña Erika hizo un llamado a la población para que le siga apoyando con la donación de productos de la canasta básica a fin de que pueda seguir realizando esta loable labor.

“No, no eso quieren que yo me rinda, pero no me voy a rendir, yo voy a seguir porque sé que la gente va a seguir apoyándome porque esta labor no es nada malo, al contrario estamos haciendo el bien a la gente vulnerable”, externó.

Erika Rodríguez, obsequia comida a personas que se han quedado sin trabajo y sin ingresos por la contingencia sanitaria desde hace dos meses, todos los días a partir de las 12:30 del día reparte alimentos a quienes tengan hambre y lo soliciten.

A raíz de que su labor se hizo pública en redes sociales y medios de comunicación, diariamente entre 60 y 70 personas se acercan a su local en busca de comida.