Veracruz, Ver. Durante la pandemia de covid-19 en Veracruz, los roces entre el gobierno municipal de Veracruz y la administración estatal, provocaron una tensión constante y falta de coordinación en las acciones tomadas para frenar el contagio.

Pese a que el municipio de Veracruz encabeza el numero de muertes y casos acumulados en la antesala del momento más crítico de la emergencia sanitaria para el estado, esta relación sigue siendo ríspida entre las autoridades.

En este recuento, E-Consulta Veracruz recuerda las diferencias que marcaron la gestión de crisis sanitaria durante la cuarentena jarocha, e incluso desde antes del inicio de la emergencia.

 

Gobierno estatal irresponsable

Fernando Yunes calificó de irresponsable al gobierno estatal, no solo por permitir, sino por organizar un evento deportivo juvenil de taekwondo en el auditorio Benito Juárez, en donde acudieron gran cantidad de menores de edad y adolescentes.

El evento se realizó el 14 de abril, fecha en que no se registraba aún el primero caso confirmado de coronavirus en el estado de Veracruz.

El hecho se quedó marcado en las redes sociales del presidente municipal y no tuvo respuesta del Gobierno del Estado.

 

Toman medidas sanitarias sin consultar

El alcalde de Veracruz, Fernando Yunes, decidió adelantarse al tomar medidas sanitarias como el cierre de comercios, playas y algunos espacios públicos, antes incluso que el gobierno estatal tomara acuerdos al respecto.

Luego de esto, el gobierno estatal, por medio del Secretario de Gobernación, Eric Cisneros, contestó al alcalde porteño recordándole que no estaba dentro de sus funciones el decretar medidas sanitarias de emergencia.

"Me permito precisarle que, las únicas acciones que el Gobierno del Estado de Veracruz reconoce como válidas son las que dictan a nivel federal el Consejo de Salubridad General y a nivel estatal el Consejo Estatal de Salud", escribió Eric Cisneros, Secretario de Gobierno.

Ante esto, el presidente municipal contestó en otro documento dirigido a Cisneros que no bajaría la guardia y mantendría sus medidas de prevención, a pesar de no estar autorizadas por la autoridad estatal.

"En materia de cuidado de la salud y de la vida, lo que abunda no daña", escribió Fernando Yunes en su documento de respuesta.

Luego de esto, Eric Cisneros mencionó que Fernando Yunes “está chiquito”, y por eso no entiende las indicaciones de las autoridades estatales, que siguen las opciones que emiten los Consejos de Salubridad.

 

Debate sobre el uso de fuerza pública

En el marco de la Semana Santa y en medio de la declaratoria de emergencia sanitaria nacional y del comienzo de la Jornada Nacional de Sana Distancia, el 20 de marzo, Fernando Yunes volvió a ser polémica, al difundir que solicitó autorización al Gobierno del Estado para hacer uso de la fuerza pública a quien se negara a mantener el distanciamiento social.

Esto tras varias negativas por parte de comerciantes y palaperos de la zona de playa, de retirarse y cerrar sus negocios no esenciales durante la contingencia, para evitar posibles focos de contagio de coronavirus.

Sin embargo, el Gobierno del Estado negó haber recibido tal solicitud, además Eric Cisneros Burgos rechazó el uso de las fuerzas policiales del estado para forzar a los ciudadanos a retirarse de las playas y zonas turísticas, como dijo solicitar el alcalde.

El Secretario de Gobierno también hizo mención del padre del alcalde, el exgobernador Miguel Ángel Yunes Linares, diciendo que tenía historial de represión ante la población.

"Hay quienes estaban acostumbrados a aplicar medidas represoras, la historia los recuerda, pero nosotros privilegiamos el diálogo y acatamos las instrucciones que dictan quienes están al frente de esta emergencia", dijo en entrevista.

 

Mercados llenos en plena pandemia

Como lo reportó La Silla Rota, durante los festejos del día del niño y del día de la madre, mercados y algunos restaurantes tuvieron aglomeraciones de personas, sin respetar las medidas de sana distancia ni del uso de cubrebocas.

Uno de los puntos con aglomeraciones fue el Mercado de Pescadería, ante esto el Secretario de Salud del Estado, Roberto Ramos Alor, reprochó la falta de contundencia para evitar estas concentraciones de personas, las cuales representaron un riesgo de contagio, lo cual se reflejó semanas después con el aumento de casos positivos de covid-19.

En esta ocasión, el alcalde Yunes mencionó que dichos comercios que se vieron con asistencias masivas son parte de giros comerciales esenciales, por lo que no se les podía impedir su operación.

Desde entonces, se reforzaron las medidas de autoridades municipales para inspeccionar negocios de competencia de la autoridad local, imponiendo en algunos casos clausuras temporales.

 

Aplazan cierres viales

El gobernador Cuitláhuac García anunció una serie de medidas que se implementarían a partir del día 27 de mayo, en varias ciudades del estado, con tal de minimizar la movilización de personas y eliminar la posibilidad de aglomeraciones que aumenten los contagios de coronavirus.

Entre esas indicaciones estaban el cierre de calles principales y accesos a las zonas céntricas de varios municipios y sus alrededores, entre ellos la ciudad de Veracruz la cual es el foco rojo de contagios positivos de covid.

Al arrancar el día marcado para el cierre de calles, en Veracruz permanecieron abiertas las vialidades del centro de la ciudad, a lo que el alcalde Fernando Yunes dijo no haber sido notificado de la indicación, pese a que esta se publicó en un decreto en la Gaceta Oficial del Estado.