Xalapa, Ver. – El 29 de marzo de 2019 —hace un año y tres meses— dos edificios en la Universidad Tecnológica de Gutiérrez Zamora debieron haberse concluido. Sin embargo, esa obra destinada a laboratorios y aulas para estudiantes hoy solo es un potrero empastado. El proyecto nunca se inició y 11 millones de pesos se extraviaron. 
 
 
Este inmueble que anunció el ex gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, el 18 de octubre de 2018, en uno de 966 proyectos que su administración dejó inconclusos en escuelas de la entidad. Lo anterior fue confirmado por Ricardo García Jiménez, director del Instituto de Espacios Educativos del Estado de Veracruz (IEEV). 
 
“Prácticamente antes de irse (en dos meses) contrataron todas estas obras y nos dejaron embarcados con unas empresas a las cuales les dieron hasta el 50 por ciento de anticipo y ahora se niegan a terminar “, dijo el funcionario en entrevista. 
 
De acuerdo con información que es pública en el portal de transparencia de la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV), una de esas empresas beneficiadas fue DELAHE S.A. de C.V., la cual el 26 de septiembre de 2018 obtuvo un contrato por casi 23 millones y recibió un anticipo de 11 millones 497 mil 668 pesos. 
 
 

Contrato 1 by E-consulta Veracruz on Scribd

 
Se trata del contrato IEEV-FONR-598-18, denominado “Construcción de dos edificios académicos, andador, escalinata y cercado perimetral”, el cual fue firmado por Ignacio Alberto Barradas Soto, entonces director general del IEEV y Ali Antonio Alexandro Espino D’Hombre, quien se acreditó como representante legal de DELAHE. 
 
El accionista mayoritario de DEHALE —según consta en el acta constitutiva de la empresa—es Luis Raúl De la Huerta Espinoza, amigo cercano del alcalde de Veracruz, Fernando Yunes Márquez y del ex director del IEEV, Ignacio Alberto Barradas Soto. 
 

ACTA 1 by E-consulta Veracruz on Scribd

 
 
En febrero de 2019, Raúl De la Huerta, Alberto Barradas y Fernando Yunes fueron criticados tras publicar una fotografía reunidos en la ciudad de Atlanta, Estados Unidos, durante el Super Bowl LIII. Los tres se acompañaron de otros jóvenes ligados al Partido Acción Nacional (PAN), entre ellos, José Antonio Menéndez Galarza, ex secretario particular de Miguel Ángel Yunes Linares, cuando fue gobernador. 
 
 
 
 
La empresa de Luis Raúl De la Huerta únicamente trabajó en la Universidad de Gutiérrez Zamora entre el 1 y 18 de octubre de 2018. En ese tiempo —18 días— empleados suyos delimitaron con cal el área que abarcaría los dos edificios, un andador, una escalinata y un cercado perimetral y guindaron una lona con el lema “Gobierno del Cambio”. 
 
 
 
 
Para agosto de 2019 —a cinco meses que debió concluirse la construcción en la Universidad Tecnológica— la SEV publicó en un informe físico-financiero que el avance reflejado era del cero por ciento.
 
Ricardo García dijo que de 966 obras que recibieron de la administración pasada, 449 ya fueron concluidas mediante acuerdos con las empresas contratistas y otras 211 se encuentran en ese proceso. Aunque 336 restantes, explicó, se encuentran estancadas debido a que el IEEV emprendió litigios para la rescisión de esos contratos. 
 
“La respuesta general de 336 empresas es que ya no tienen manera de sacar la obra adelante.  Nosotros denunciamos ante la Fiscalía para que se castigue un posible daño patrimonial. Las empresas que incumplieron han quedado vetadas para el Instituto”, agregó. 
 
En el caso de DELAHE, la dependencia reclama la devolución de 11 millones y medio pagados como anticipo, mismos que deberán reintegrar al fondo federal Fonregion. Lo anterior, tras reconocer que esa participación ha caducado y en consecuencia ya no podrá ser usada para la realización de ese proyecto. 
 
“Aún no sabemos si habrá un daño patrimonial en este caso y de cuánto será lo que ya hay es un daño a la Universidad de Gutiérrez Zamora porque tenía programado esos edificios y ahora no va a tener nada”, dijo el director.
 
El secretario de Educación, Zenyazen Escobar García, ha presentado tres denuncias penales por presuntos pagos irregulares de anticipo a las que en la actualidad son 336 empresas que dejaron inconclusos el mismo número de proyectos. 
 
Las querellas son: FGE/FECCEV/216/2019, interpuesta el 2 de abril de 2019 por presunto daño patrimonial de 680 millones de pesos; FGR/2539/2019, presentada el 28 de mayo por el mismo hecho; y la FGE/FECCEV/818/2019, del 28 de octubre de 2019 donde son señalados ex funcionarios del IEEV de haber asignado 30 contratos de manera directa —sin realizar procedimientos de invitación a cuando menos tres empresas— y provocar un daño patrimonial de más de 81 millones de pesos. 
 
En la última denuncia, Zenyazen Escobar enfatizó que, ex servidores públicos del IEEEV ejercieron del contrato FONR-598-18, la cantidad de 198 mil 236 pesos para gastos de supervisión de la obra en la Universidad de Gutiérrez Zamora, aún cuando no presentaba avance alguno. 
 
 

FOTO 4 (1) by E-consulta Veracruz on Scribd

 
De acuerdo con el organigrama del IEEV, hay tres cargos que fueron determinantes para aprobar contratos entre los meses de septiembre y diciembre de 2019. El subdirector de proyectos, Emilio Moreno Chazzarini, el jefe de departamento jurídico, Juan Samuel Arroyo Núñez y el director del EEV, Ignacio Alberto Barradas Soto.
 

Fernando Yunes dio más contratos a DELAHE; fue observado por el ORFIS 

La Constructora de Luis Raúl De la Huerta Espinoza no solo fue beneficiada en el IEEV, donde su amigo Alberto Barradas Soto era director. En el Ayuntamiento de Veracruz, gobernador por Fernando Yunes, asignó de manera directa cuatro contratos por 11 millones 317 mil 950 pesos a DELAHE S.A. de C.V. en el ejercicio de 2018. 
 
En el informe de la Cuenta Pública 2018, el Órgano de Fiscalización Superior (Orfis) observó que el Ayuntamiento de Veracruz, de un total de 92 contratos, 55 de esos los repartió entre 11 empresas contratistas, entre ellas DELAHE S.A. de C.V.  
 

ORFIS 1 by E-consulta Veracruz on Scribd

 
El Orfis concluyó en la observación número TM-193/2018/019 ADM que los servidores y/o ex servidores públicos del Ayuntamiento de Veracruz incumplieron con la normatividad vigente en la realización de los procesos de adjudicación de contratos por trasgredir los criterios de imparcialidad y transparencia.