Xalapa, Ver.- “Betito” Muñiz tocaba con su requinto la canción “El Jibarito” cuando hombres armados irrumpieron en el salón YemanYa. Las detonaciones comenzaron y él no pudo refugiarse debido a un problema de ceguera. Recibió dos disparos y lucho por su vida tres días.

Este 1 de junio, familiares del bajista del grupo La Calle confirmaron que falleció en un hospital privado de Orizaba. Es la séptima víctima del atentado del pasado 29 de mayo, donde murió Francisco Navarrete Serna, presunto líder del Cartel de Jalisco en Tierra Blanca. 

Esa noche también perdieron la vida tres músicos: Benigno Muñiz Hernández, guitarrista del grupo La Calle; Manolín García, tecladista originario de España que instaló con su familia en Tierra Blanca; Maximiliano “Pedrito” RY, técnico de sonido de la agrupación

También murió Héctor Lafitte, empresario; y Manuel Gamboa responsable administrativo del periódico El Sol de Tierra Blanca, medio de comunicación que abrió Francisco Navarrete después de salir libre de prisión, imputado por delincuencia organizada. 

Alberto Muñoz Gallardo recibió dos impactos de bala que perforaron su abdomen y que destrozaron su hígado y riñón. Logró salir a pie del salón donde se llevaba a cabo un concierto; dos compañeros del grupo lo llevaron hasta un carro que lo trasladó al hospital de Orizaba.  

Alberto Muñiz era sobrino de Benigno Muñiz, ambos se aprecian al frente del grupo en la transmisión de Facebook, y fueron los primeros en ser agredidos por criminales que permanecen prófugos de la justicia. 

“Era el más querido de la agrupación, tal vez por su forma de ser muy humilde, llevadero y a lo mejor también por su discapacidad lo hacia una persona vulnerable; cantaba y tocaba el bajo muy bien. Nunca tuvo problemas con nadie”, comparte un familiar de Alberto. 

Este 1 de junio, el gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez, dijo que se investigan los hechos donde perdieron la vida siete personas y dos más resultaron heridas. No obstante, atribuyó el atentado con “ajustes de cuentas entre grupos delictivos”.

Fotos: José Luis Cruz Salazar