Veracruz, Ver.- La Fonda de Kika, negocio localizado en el Centro Histórico de la ciudad de Veracruz que regala comida a las personas que se quedaron sin empleo durante la pandemia por covid-19, fue robada por segunda ocasión.

En esta ocasión, los ladrones se llevaron insumos que tenía destinados para elaborar la comida que regala todos los días a las familias que llegan a solicitar ayuda, así como electrodomésticos.

 

Erika Rodríguez García, propietaria del establecimiento, relató que al llegar al negocio encontró el cristal de la puerta principal roto, al ingresar notó que se habían llevado varias de sus pertenencias.

“Nuevamente sufrí robo en mi local, en esta ocasión me robaron aceites y mi licuadora, ya empezaron a llevarse los electrodomésticos, ya quité mi clima porque no me lo vayan a robar”.

El 26 de mayo la Fonda de Kika fue asaltada y vandalizada en el transcurso de la madrugada; en aquella ocasión se robaron varios sacos de arroz, monederos que vendía para recaudar fondos y los ingredientes que utilizaría ese día para preparar la comida que vende.

 

 

Sin embargo, ese robo fue el primero durante la pandemia y desde que inició la labor para repartir comida gratis a quien lo necesitaba, ya que durante el 2019 fue victima de dos robos más.

La Fonda de Kika se localiza en la esquina de la calle Zamora y 5 de Mayo, a una cuadra del Palacio Municipal; Erika lamentó que a pesar de la ubicación del local no exista la vigilancia suficiente para garantizar su seguridad.

 

 

Pese a lo anterior, aseguró que continuará con la entrega de comida a las personas que no tienen ingresos fijos o se quedaron sin empleo por la pandemia del covid-19.

En el transcurso de la semana mudará su negocio a otro local, para evitar que siga sufriendo los robos y ante la insistencia del propietario por entregar la propiedad para otro uso.