La Organización Panamericana de la Salud (OPS) llamó a los países de la región de las Américas a no suspender las medidas de distanciamiento social demasiado rápido, ya que esto podría traer un resurgimiento de covid-19.

En el caso de México, ante la reactividad económica, advirtió que no se precipitara y actuara con cautela ante el peligro de nuevos contagios.

"No hay una fórmula mágica pero si la transmisión (de COVID-19) todavía sigue creciendo, eso es un indicativo de que no se debe empezar a abrir la actividad económica de forma inmediata porque puede significar que la transmisión se va a acelerar aún más", dijo Jarbas Barbosa, subdirector de la OPS, en referencia a México.

Barbosa dijo que los niveles de casos de coronavirus son distintos dependiendo de la zona en México, sin embargo, en regiones de alta incidencia es importante hacer "una reflexión" y destacó que es necesario que México tenga tests para todos los casos sospechosos de COVID-19

"Hay que pensar dos veces antes de suspender las medidas de distanciamiento social. El distanciamiento social sigue siendo nuestra mejor estrategia para contener la propagación del virus.

"Sin embargo, muchos lugares que han sufrido un par de meses de órdenes de quedarse en casa ahora planean regresar a las actividades", comentó la directora de la OPS, Carissa Etienne.

Durante una rueda de prensa virtual, la especialista aseguró que la curva epidémica continua en asenso, ya que tan solo la semana pasada se registraron 732 mil casos nuevos en todo el mundo, de los cuales más de 250 mil fueron en países de América Latina.

"Esto es un grave motivo de preocupación que debería servir como un llamado para redoblar nuestros esfuerzos, puesto que la Región de las Américas representó más de la mitad de los nuevos casos notificados a nivel mundial.

"La situación que enfrentamos es grave, pero siempre y cuando nuestro enfoque para derrotar al virus se base en la solidaridad, no debemos perder las esperanzas", agregó.

Carissa Etienne también recomendó a los países realizar pruebas, esto, para que mientras el distanciamiento social ayuda a retrasar la transmisión, los servicios de salud puedan localizar contactos, tratar y aislar a los pacientes.

"Es una combinación que funciona, siempre que se la adapte a cada entorno, y es una estrategia central de muchos países que controlaron con éxito la transmisión", comentó.

Por su parte, López Obrador dijo que la recuperación económica se verá reflejada en julio.

"El trimestre más difícil va a ser de abril a junio de 2020 y la recuperación, aunque lenta, va a iniciar ya en julio", dijo en una conferencia de prensa en Mérida, Yucatán. "De julio hacia adelante vamos a recuperarnos... ese es mi pronóstico y estoy trabajando para eso", agregó.

Con información de La Silla Rota