Xalapa, Ver.- Jugadores del Necaxa y Tiburones Rojos —actualmente descendido— son los tres detenidos por el asesinato de Ángel Fuentes Olivares, ex agente del Ministerio Público y promotor deportivo vinculado en 2018 al escándalo de abuso sexual en las fuerzas básicas del club veracruzano de fútbol. 

Ángel Fuentes, apodado “Pato” fue encontrado muerto la noche del pasado 3 de junio en el fraccionamiento Floresta, de la ciudad de Veracruz. La víctima fue herida con arma punzo cortante, confirmaron oficiales de la Fiscalía General del Estado (FGE). 

Un día posterior al crimen, el gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez anunció en sus redes sociales la captura de tres personas ligados a este caso. 

Uno de los detenidos es Osciel Orlando “N”, de 18 años de edad, originario de la Ciudad de México y quién refirió vivir en el domicilio donde se cometió el crimen. El joven fue registrado en el torneo clausura 2020 de la Liga MX por el equipo sub 17 del Necaxa. 

Otro involucrado es Martín David “N”, de 18 años de edad, originario de Poza Rica, Veracruz. Él formó parte de los Tiburones Rojos del Veracruz y en el torneo clausura 2020 por los equipos sub 17 y sub 20 del Necaxa. 

El tercer ligado al asesinado de Ángel Fuentes es Gaspar Manuel “N”, de 18 años de Edad y originario de Veracruz puerto. Él perteneció a las Fuerzas básicas del Club Tiburones (Sub17) y fue inscrito en la liga de Tercera División con el Club Sozca, de Lerdo de Tejada, Veracruz. 

Los tres futbolistas serán presentados ante un juez en las próximas horas e imputados por el delito de homicidio doloso. Actualmente permanecen recluidos en el Centro Integral de Justicia de Playa Linda, en Veracruz. 

¿Quién fue Ángel Fuentes Olivares? 

Ángel Fuentes era identificado como promotor deportivo, vinculado en 2018 al escándalo de abuso sexual en las fuerzas básicas del Club Tiburones Rojos de Veracruz, cuando fue señalado por un futbolista menor de edad.

En aquel entonces el presidente del club de fútbol, Fidel Kuri Grajales, lo desconoció como integrante del plantel, sin embargo, los señalamientos en su contra fueron suficientes para cesar del cargo a directivos encargados del equipo Sub20.

 

 

El 6 de marzo del 2019, cinco meses después del escándalo, fue vinculado a proceso bajo la causa penal 40/2019, imputación que fue dada a conocer por la Fiscalía General del Estado, todavía a cargo de Jorge Winckler Ortiz.

La víctima era primo de Manuel Fernández Olivares, alias “El Pámpano”, quien actualmente se desempeña como Secretario Técnico de la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGE) y es identificado como cercano al grupo político de Edel Álvarez Peña, expresidente del Poder Judicial del Estado.