Xalapa, Ver.- En lo que va de la pandemia tres policías ministeriales de la Fiscalía General del Estado (FGE) han fallecido con síntomas de la enfermedad covid-19. Fuentes del organismo sólo reconocen el deceso de Samuel Madrigal como positivo al SARS-CoV2; los otros dos casos permanecen en investigación. 

Este 5 de junio se confirmó el deceso de Samuel Madrigal, quien se desempeñaba como responsable de la delegación de Tuxpan, al norte del estado.

“Hoy te nos fuiste al llamado del señor, segura estoy qué estás gozando de su presencia, nos dejas con tantas cosas que no pudimos decirte y abrazos que ya no pudimos darte, pero vivirás para siempre en nuestro corazón gran amigo y hermano Samuel Madrigal... Q. E. P.”, publicaron usuarios de Facebook.  

Samuel Madrigal perteneció al grupo de riesgo, pues padecía hipertensión, no obstante siguió laborando hasta que presentó síntomas de covid-19, como fiebre, dolor de cuerpo y tos severa.

Otro deceso que se reportó en medios de comunicación el 29 de mayo fue el de Lázaro Limón Rivera, elemento de la Policía Ministerial, quien presentaba síntomas de covid-19.

Limón Rivera, quien era identificado como uno de los miembros más antiguos de la corporación en este distrito judicial de Veracruz, ingresó al Hospital General de Zona 71 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), ubicado en la avenida Salvador Díaz Mirón de la ciudad de Veracruz

Se informó que presentaba síntomas de covid, y que incluso se le practicaron exámenes de laboratorio. Tras 19 días de estar internado murió y a la fecha no se ha notificado si era caso positivo.

Lázaro Limón Rivera se desempeñó como Policía Ministerial de Veracruz desde la década de 1980; debido a su edad se encontraba dentro de la población de riesgo, motivo por el que desde marzo se le concedió licencia para no presentarse a trabajar en tanto concluía la emergencia sanitaria.

También se reporta el deceso del comandante Juan Salas, otro policía de carrera de la Ministerial, quien presentaba síntomas de covid-19. También formaba parte del grupo de riesgo, sin embargo, se mantenía laborando.

Personal de la Fiscalía afirma que todos los elementos fueron capacitados con el protocolo que implementó la Secretaría de Salud Federal, para llevar acabo las diligencias e investigaciones de los casos que les asignaron.