Xalapa, Ver. - Señalando que no existen medidas efectivas para prevenir el contagio del covid-19 en el penal de Pacho Viejo, en Coatepec, la excomisionada del Instituto Veracruzano de Acceso a la Información y Protección de Datos Personales, Yolli García, consiguió ampararse ante un juez federal.

La exfuncionaria, vinculada a proceso por los delitos de ejercicio indebido del servicio público, abuso de autoridad y coalición desde el pasado 2 de abril del año en curso, obtuvo la suspensión definitiva para que se garantice su Derecho a la Salud.

García Álvarez se mantiene con prisión preventiva dentro de la causa penal 101/2020, sin embargo, también podría someterse a revisión dicha medida como parte de la Ley de Amnistía y el riesgo que corre su Salud en esa prisión sobrepoblada.

El juez federal otorgó la suspensión únicamente para que las autoridades responsables establezcan las medidas sanitarias necesarias y eficaces para evitar la propagación y contener el virus, “a efecto de preservar y salvaguardar la salud de la interna ahora quejosa”.

Sin embargo, el juzgado primero de Distrito añadió que el juez de la causa también puede promover revisión de la prisión preventiva y podrá analizar si es o no procedente reiterarle tal medida de aseguramiento o implementar una diversa.

“Máxime que en el contexto que se vive, precisamente fue con motivo de la pandemia que los poderes legislativo y ejecutivo, promulgaron la Ley de Amnistía, que pugna por despresurizar las cárceles a efecto de disminuir la situación de sobrepoblación y proteger con mayores recursos materiales a los internos de los centros de reclusión”.

Cabe señalar que García Álvarez reclama a la par que se le mantengan privada de su libertad con motivo de la medida cautelar de prisión preventiva necesaria, aunque ya se dictó auto de vinculación y no se hizo mayor pronunciamiento sobre la necesidad de la medida, asunto que sigue sin resolverse de fondo.