Los residuos generados por el uso de insumos de protección contra la covid-19, como guantes, cubrebocas algodón y caretas, suman hasta 2.2 kilogramos por cada mexicano, estima la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Sergio Israel Mendoza, director general de Fomento Ambiental, Urbano y Turístico de esta dependencia, estima que tras más de 100 días de la llegada de la pandemia a México, se han producido cerca de 347 toneladas de residuos covid-19 en el país, publica Milenio Diario.

En una semana llegan a usarse de cinco a 15 cubrebocas por familia, se calcula.

"La manera adecuada para desechar este insumo es si estás en tu casa y es el cubrebocas desechable, debes romperlo. Si hay una persona infectada o sospecha en la familia, se tiene que guardar en una doble bolsa de plástico y ahí se pide que las bolsas se rotulen de esta forma: se les tiene que poner una etiqueta o con plumón marcar residuos covid-19 y en esa bolsa la gente debe depositar sus residuos con esta solución de agua con cloro", expone el funcionario.

En contraste, advierte que pese al aumento de la cantidad de basura en los hogares, la capacidad de tratamiento de estos desechos es suficiente. Se equilibra con la reducción de residuos de manejo especial generados normalmente por industrias, autoservicios, centros educativos y comerciales.

DIFERENCIAR RESIDUOS

Mendoza resalta la importancia de diferenciar los desechos sólidos urbanos de los biológicos infecciosos, en apego a la de acuerdo con la norma oficial mexicana (NOM-087-ECOL-SSA1-2002) de protección ambiental.

La norma establece la clasificación y especificaciones de cómo deben ser tratados residuos como sangre, objetos punzocortantes y materiales desechables que contengan esputo o cualquier residuo de pacientes con sospecha o diagnóstico de alguna enfermedad infecciosa como la covid-19.

"Los cubrebocas y los guantes que estamos utilizando en casa son residuos sólidos urbanos. Ya si hay algún síntoma o caso de coronavirus, hay que tratarlos como residuos covid [biológicos infecciosos]", detalló.

Cabe señalar que en México existen 129 empresas autorizadas para manejar, trasladar y hacer la disposición final de estos residuos, como los desechos hospitalarios de pacientes contagiados de coronavirus. 

39 de estas empresas se encargan de la recolección y transporte de la basura; 36 del almacenamiento y acopio; 35 del tratamiento y 19 de la incineración.

El funcionario resaltó que las personas dedicadas al saneamiento y separación de residuos, cuentan con protocolos previo a iniciar su jornada laboral, entre el que se incluye el contar con una mezcla de cloro y agua para que puedan limpiar sus unidades constantemente.

Con información de La Silla Rota