Coatzacoalcos Ver. – Ambientalistas advirtieron que el cangrejo azul podría desaparecer de Veracruz si se mantiene la caza clandestina e indiscriminada de la especie.

La falta de conciencia sobre su importancia en el ecosistema y el alto valor que adquieren en el mercado clandestino por ser considerado un manjar, motivan su captura en cada temporada de desove en costas de Veracruz.

Para que este cangrejo cumpla con su ciclo de vida debe de llegar a las playas para depositar sus miles de huevecillos, sin embargo, su caminata se interrumpe por las carreteras, caminos y áreas urbanizadas, por algunas personas que deciden capturarlos.

“Estamos aquí cazando estos animalitos, yo llevo unos 15 capturados y pues como mi familia es pequeña con eso nos alcanza para comer porque no tenemos para comer”, afirmó don Bartolo Gil, habitante de Villa Allende en Coatzacoalcos, quien se trasladó a la zona de los complejos para agarrar a los crustáceos.

El cangrejo azul puede alcanzar hasta 25 centímetros de longitud, el ancho de su caparazón es el doble al de su longitud. El crecimiento es rápido durante el primer verano, pero desafortunadamente es una especie muy codiciada por su sabor y eso hace que mucha gente lo capture, ya sea para consumo propio o para su comercialización.

Bartolo argumentó que no tiene trabajo y pues al enterarse de que están apareciendo los cangrejos azules, acudió con sus amigos a capturarlos.

“La verdad lo hacemos por necesidad y pues cada año tratamos de salir a capturarlos para comer, nosotros no lo vendemos”, expresó.

 

 

Se vigila su captura

El desplazamiento por la expansión de la mancha urbana, la destrucción de su hábitat, la contaminación y el consumo de los locales son los principales factores de amenaza para estas pequeñas especies.

A lo anterior se le sumaron factores naturales que son consecuencia del cambio climático generado por la acción global del hombre, como fue la intensa sequía y el atraso en la temporada de lluvias.

Fernando Santiago Rangel, oficial de Pesca de la Comisión Nacional de Pesca (Conapesca) en el estado de Veracruz, indicó que el acuerdo por el que se establece el periodo de veda temporal para la pesca comercial del cangrejo azul o de tierra, en las aguas estuarinas y marinas de jurisdicción federal adyacentes al Estado de Veracruz fue publicado en el Diario Oficial de Federación el 4 de agosto del 2016 y señala que del 15 de agosto al 30 de septiembre no se debe capturar.

“Ahorita se están realizan visitas y atendiendo denuncias ciudadanas donde nos están indicando que hay presencia del cangrejo, porque la veda inicia hasta el 15 de agosto y pues a partir de esta fecha queda prohibida la captura de cangrejo azul, es la única que tiene restricción.

“Sin embargo, deben saber que para su aprovechamiento se otorgan permisos y el que puede hacerlo es el que cuenta con permiso de pesca vigente”, afirmó el funcionario.

Dijo que la Norma Federal, contempla sanciones conforme a la reglamentación que establece la Conapesca para quien viole la disposición.

Los municipios de Tecolutla, San Andrés y Catemaco en la entidad veracruzana son los que concentran la mayor población de esta especie cada año.

 

Son ofrecidos en redes sociales

En grupos de Facebook del sur de Veracruz algunos usuarios ya comienzan a ofrecer estos ejemplares:

“Buenos días, tengo a la venta cangrejos azules, estoy dando 6 cangrejos por 100 pesos dejo mi número”, se lee en una publicación que un usuario identificado como Gabriela Hernández compartió en diferentes grupos de la red social Facebook.

Es por ello, que las autoridades han pedido que se respete su periodo de reproducción.

“Nosotros estamos implementando operativos en compañía de la Policía Municipal y Guardia Nacional para evitar su captura clandestina”, indicó el oficial de pesca.

 

 

Ambientalistas recomiendan seleccionarlos o solo quitarles las tenazas

De acuerdo con Homero Bennett Leguizamo, representante del Comité de Vigilancia Ambiental Participativo en la ciudad, la desaparición de este ejemplar pone en riesgo a otras especies de la fauna silvestre.

El cangrejo azul cumple la función de carroñero en los manglares, uno de los ecosistemas más completos de la naturaleza, pero al mismo tiempo, es fuente de alimentación para mamíferos pequeños y medianos, aves rapaces y diversas especies de peces.

 

 

Por ello recomendó a la población que cuenta con los permisos de captura, hacerlo por su tamaño o solo quitarles la tenaza:

“Que escojan a los adultos y no juveniles, como sabes que es adultos pues por las tenazas y la tienen muy grande. Pero si te vas a Tuxpan o Tecolutla donde también sale el cangrejo, ahí solo le quitan las tenazas y los vuelven a soltar para que le vuelva a crecer y solo es lo que comercializan, no hay necesidad de matar a todo el animal”, afirmó.

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, señala que el cangrejo azul es una de las especies más dañadas por el hombre. La destrucción de su hábitat natural, la sobre explotación e inadecuado manejo para su consumo, lo han llevado al borde de la extinción.

En el estado de Veracruz la agrupación “Earth Mission” es una de las más activas en las labores de conservación del cangrejo azul, a través del rescate de ejemplares que cruzan en la zona de la Riviera Veracruzana en temporada de desove.

Ellos han advertido que si el hombre continúa con su captura podrían desaparecerlo en los siguientes años.

“Lo que mejor podría recomendar es que no los maten y los dejen cumplir con su ciclo de vida, pero si cuentan con el permiso pues que recuerden lo que les dije”, finalizó Homero Bennett.