Xalapa, Ver.- Ambulantes de Tlapacoyan denunciaron que la alcaldesa, Ofelia Jarillo Gasca, estaría incurriendo en un acto de nepotismo.

Al manifestarse en la plaza Sebastián Lerdo de Tejada en Xalapa acusaron que la funcionaria busca obligarlos a “pagar piso” para poder trabajar en una plaza, espacio que es propiedad de su familiar.

Al respecto, el presidente de la Unión de Comerciantes Libres e Independientes de Tlapacoyan, Leonardo Ramírez Moreno, dijo que por orden de la presidenta municipal fueron desalojados de varias calles en el municipio en donde comerciaban sus productos.

Ahora buscan obligarlos a reubicarse en una plaza que se habilitó con dinero público y en un terreno que es propiedad de su yerno, en donde pagarían cuota para realizar sus ventas.

“El lugar estaba en completo abandono; lo rescató el Ayuntamiento con recurso público para hacerlo un sitio para reubicarnos; hay tráfico de influencias, conflicto de intereses y desvío de recursos porque es un predio del yerno de la presidenta municipal”, dijo el dirigente.

Expuso que son unos 40 los comerciantes que estarían siendo afectados con la medida, pues les piden una cuota de 25 pesos diarios por usar las instalaciones.

Los vendedores aseguraron que la alcaldesa actúa con impunidad porque esta situación se ha denunciado ante diversas instancias y no han investigado.

“Nos están coaccionando, amenazando y reprimiendo porque ya nos quitaron nuestras fuentes de empleo que son nuestros puestos y ahora piden que nos metamos a este sitio que es particular y que es rentado por el Ayuntamiento”, añadió.