Veracruz, Ver.- La Comisión Nacional para la Defensa de Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) advirtió por la proliferación de supuestas empresas financieras que enganchan a las personas ofreciendo créditos que terminan siendo fraudes o estafas.

Solo en el estado de Veracruz, la Condusef cuenta con una lista de 70 nombres de estas supuestas financieras que operan cometiendo fraudes a los clientes que engañan con anuncios atractivos.

El titular de la Unidad de Atención a Usuarios de la Condusef en Veracruz, Rafael Trillo Gracida, dijo que es fácil detectar que una persona está a punto de ser defraudada si tiene en cuenta la manera en la que operan las supuestas financieras.

FACILIDAD EN EL TRÁMITE

Una de las características en un fraude financiero es que siempre se ofrecen ventajas para las víctimas potenciales, advirtió Trillo Gracida.

En el caso de aquellas que se hacen pasar como empresas financieras dan a los usuarios la facilidad para realizar los trámites, solicitando solo documentación básica para supuestamente realizar el trámite.

Del mismo modo, se promete que no habrá revisión en el Buró de Crédito ni se requiere de personas que sirvan como aval, además se elimina cualquier garantía como propiedades.

Lo anterior significa una situación atractiva para las personas que requieren el crédito, sin embargo, es el primer indicio para encender las alertas, indicó el funcionario.

SOLICITAN ANTICIPO O FIANZA

La forma en la que se concreta el fraude en supuestas empresas financieras es cuando estas reciben dinero de sus víctimas.

Para poder llegar a este punto, la Condusef advirtió que casi al final del proceso les piden a las personas un depósito en efectivo por concepto de fianza, amortiguación o cargo por trámite realizado.

Rafael Trilla Gracida señaló que ningún servicio financiero pide como requisito ningún anticipo, por lo que en caso de solicitarlo es momento de decir no y terminar la comunicación con la supuesta empresa.

"Primero le piden al cliente o persona que va ser timada, que le den un anticipo del préstamo, es decir, una mensualidad, un seguro o una fianza, que va de los 3 mil a los 10 mil pesos o por ejemplo si necesitan 200 mil pesos, se los prometen si dan 30 mil pesos por adelantado y se quedan endeudados porque llegan a pedir prestado pensando que van a recibir"

SE OFERTAN EN REDES SOCIALES Y PERIÓDICOS

Una característica de las supuestas empresas financieras que cometen fraude es que se publicitan en redes sociales, con perfiles falsos que elaboran para parecer una empresa seria.

En algunos casos pagan publicidad a la red social o ingresan a grupos en donde publican la información que es captada por personas que requieren del dinero por alguna complicación o porque buscan invertir.

Una de las desventajas es que cuando se tiene comunicación a través de redes sociales es difícil conocer quien se encuentra del otro lado del monitor, por lo que siempre se debe tener desconfianza.

En otros casos, las empresas se publicitan en los anuncios oportunos o anuncios clasificados de periódicos locales, ya que estos pocas veces son revisados por autoridades.

Los usuarios al encontrar que la supuesta empresa se anuncia en un medio impreso y de prestigio, dan un voto de confianza y deciden contactarlos, sin embargo, estos la mayoría de las ocasiones prefieren realizar el trámite de forma remota, vía telefónica.

NOMBRES ENGAÑOSOS

Otra característica de las supuestas empresas financieras es que adoptan la imagen o identidad de compañías que ya existen en el mercado, para generar confianza a sus víctimas potenciales.

"Crédito inmediato" o "Crédito fácil", podrían parecer nombres de empresas financieras reales, pero en ambos casos se trata de marcas que fueron inventadas para cometer fraude, advirtió la Condusef.

Para constatar que la empresa se encuentra operando en regla, los usuarios pueden realizar una revisión en el Registro de Instituciones Financieras que está disponible en la página de internet de la Condusef.