Coatzacoalcos, Ver.- La crisis económica que se ha agudizado en los últimos días a causa del confinamiento por covid-19, ha obligado a algunos habitantes de Coatzacoalcos a acudir a las casas de empeño para obtener algún recurso a cambio de alguna pertenencia. 

Ello ha generado que, desde el primero de junio a la fecha, la afluencia de pignorantes haya incrementado hasta en un 50 por ciento en estos negocios. Principalmente en aquellas de mayor renombre o las más conocidas por los habitantes.

Graciela Martínez es gerente de un establecimiento con varias sucursales en la ciudad, ella informó que las tiendas reportan un flujo de entre 50 y 70 personas por día. Cerca del 80 por ciento acuden a empeñar aparatos electrodomésticos y automóviles 

“A partir de este mes es la demanda más concurrida, ahorita vienen a empeñar y algunos a finiquitar. Pero si vienen más a empeñar Lo que más están empeñando son autos y electrónicos, de hecho, nos ha sorprendido que con papeles de autos han venido en promedio unos cuatro a la semana”, explicó.

En el caso de los vehículos, Graciela no especifico cuanto es lo que se da de préstamo por políticas de la empresa, pero dijo que depende de la persona si solo deja los documentos o también la unidad.

Ofrecen promociones por contingencia

Los préstamos prendarios son financiamientos rápidos e inmediatos, de ahí que las personas los prefieran y acudan con mayor frecuencia al centro de Coatzacoalcos donde se concentran gran parte de las sucursales.

En otra sucursal ubicada en el primer cuadro atiende Rosa María Mora, ella asegura que lo que más están empeñando son alhajas que de acuerdo a lo valorado se les presta entre mil y 6 mil pesos a las personas, dependiendo la prenda que presenten.

“No nos dan una fecha de cuando pudieran finiquitar el préstamo, porque a cómo está la situación ni ellos mismos saben cuándo podrán hacerlo y pues lo entendemos”, indicó Rosa.

Ante esta situación, los gerentes han colocado anuncios con promociones para los pignorantes durante la contingencia sanitaria por el covid-19.

Uno de ellos es ampliar los pagos de refrendo, lo que permitirá a los pignorantes tener más tiempo en recuperar la prenda en caso de que no tenga capital.

“Con nosotros los clientes sus primeras cuatro semanas es gratis, no pagan intereses es tasa cero completamente; tenemos también el pago en línea y el cliente ya no tiene que venir a la sucursal”, informó Graciela por su parte,

El aumento de pignorantes también representa un alivio para estos negocios, que durante casi dos meses reportaban baja afluencia y más cuando se cerraban las calles aledañas al centro.