Xalapa, Ver.- La pinta de una bandera LGBTTI en un cruce peatonal de la avenida Enríquez -en las inmediaciones de la Catedral de Xalapa y los palacios de Gobierno y Municipal- generaron la reacción del Vocero de la Arquidiócesis , José Manuel Suazo Reyes, quien pidió echar atrás los actos de un “grupo minoritario”.

Durante la noche del viernes 26 de junio, un grupo de ciudadanos determinaron pintar la bandera LGBTTI en el centro de la ciudad; cerraron la circulación de la avenida Enríquez, y desviaron por unos momentos el tráfico hacia la calle Revolución.

Con postes y chalecos naranjas se hicieron visibles a los automovilistas; y se ocuparon de pintaron la acera vehicular de rojo, naranja, amarillo, verde, azul y morado, que identifica a la comunidad LGBTTTI. 

El hecho generó la reacción del padre José Manuel Suazo Reyes, Vocero de la Arquidiócesis de Xalapa, que usó sus redes sociales para recordar al alcalde de la ciudad, Hipólito Rodríguez Herrero, que los pasos peatonales deben permanecer en color amarillo, según la normatividad oficial.

 

El 28 de junio se celebra el Día Internacional del Orgullo Gay,  durante el mes se realiza una serie actividades conmemorativas como marchas, festejos y actividades culturales que promueven la diversidad sexual.

El 19 de junio el Palacio Municipal de Xalapa se llenó de luces de colores por la celebración del mes gay, por lo que la ciudad se denominó “gay-friendly”.

La capital del Estado es la segunda ciudad en la entidad en la que se pinta un paso peatonal con la bandera de la comunidad lésbico-gay. El 10 de junio el DIF Municipal de San Rafael, que preside Andrea Riande Sánchez, hizo la pinta frente a la Plaza del Reloj de San Rafael, con la bandera que representa a la diversidad sexual.

La intención, según se difundió en redes sociales, era crear conciencia, San Rafael busca reafirmar que es un municipio incluyente, plural y donde se respetan los derechos de todas y todos