Orizaba, Ver.- Propietarios  y trabajadores de bares y cantinas y salones de fiesta, así como meseros independientes, se manifestaron ante palacio municipal en demanda de la reapertura de estos lugares.

Los inconformes señalaron que han recibido apoyo del ayuntamiento, pues cada 15 o 20 días les hacen entrega de una despensa; sin embargo, dijeron que con eso no viven.

Comentaron que diariamente se están endeudando para completar la alimentación de sus familias y además cubrir los gastos más necesarios, pero ya no tienen más cómo hacerle.

 

 

Agradecieron al alcalde Igor Rojí por la ayuda que se les da, pues consideraron que no es su obligación darles nada, pero aún así no les alcanza, por lo que ya necesitan trabajar.

Indicaron que ellos pueden acatar todas las medidas sanitarias preventivas que se marcan por lo que bien podrían permitirles ya la reapertura de sus negocios y centros de trabajo.

Cabe comentar que este primero de julio se encuentra en sesión el comité municipal de salud y protección civil para decidir las acciones a tomar en este mes.