Miguel Ángel “N”, el agente ministerial encarcelado por el presunto delito de feminicidio, irónicamente, tenía la consigna de la Fiscalía General del Estado (FGE), de brindar medidas de protección a víctimas de violencia; sin embargo, ahora él, es quien está bajo un proceso penal y podría pasar entre 40 y 60 años en prisión, de acuerdo con el Código Penal del Estado de Veracruz.

Según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SSP), hasta el 20 de mayo de este año, 131 mujeres perdieron la vida víctimas de feminicidios o asesinatos dolosos o culposos en la entidad y va en aumento. La violencia generada contra las mujeres, ubica a Veracruz, como la segunda entidad con el mayor número de feminicidios.

 

TENÍA QUE PROTEGER

Durante los últimos dos meses, más de 30 mujeres han denunciado algún delito ante la Fiscalía General del Estado (FGE), en este municipio. La mayoría, por violencia doméstica; sin embargo, el número de víctimas podría ser mayor, pero no todas denuncian por miedo o por dependencia económica.

Estas víctimas del delito, se encuentran con medidas de protección por parte de los cuerpos de seguridad pública. Entre las agraviadas, también hay casos de agresiones sexuales, ya sea por parte de algún familiar o de terceras personas. Las corporaciones que participan son: Policía Municipal, Seguridad Pública Estatal y Policía Ministerial.

El policía ministerial, detenido el pasado sábado, bajo la sospecha de haber cometido el delito de feminicidio en agravio de su pareja, tenía la consigna de “brindar protección” a víctimas de violencia física o sexual; sin embargo, su actuación como funcionario judicial, no concuerda con la persona en que se convertía al llegar a su hogar.

 

QUE NO QUEDE IMPUNE

Isidra Cervantes, desde su cuenta personal de facebook, etiquetó a familiares y amigos, un mensaje que escribió a nombre de su suegra, la difunta Verónica García Gutiérrez: ¡EXIGIMOS JUSTICIA! Voy alzar la voz por usted, suegra.

“Mi nombre es Verónica García Gutiérrez, en marzo del presente año conocí al hombre el cual creí me daría el cobijo y la protección que cualquier mujer merece. Apagó mi luz poco a poco hasta que en la madrugada del día 27 de Junio del 2020 tomó la egoísta decisión de quitarme lo más valioso que yo poseía, mi vida. ¿Y cuál fue mi pecado? Dejarlo entrar en mi vida, en mi casa y en mi familia. Tomó lo que sólo Dios está dictado a tomar, me mató a sangre fría y me vio padecer mientras la luz se iba extinguiendo de mis ojos, me quitó el placer de ver a mis amados nietos crecer como tanto yo deseaba.

“Ahora tengo que dejar atrás una familia que me llora desconsoladamente, una hija que sufre, dos hijos que con el alma quisieran retroceder el tiempo para salvarme y dos nietos que quedan preguntándose qué es lo que me pasó. Quedan atrás mi madre, mis hermanos, mis nueras, mis sobrinos y mis amigos, quisiera poder haberme despedido y dejarles más recuerdos felices pero un mal hombre me quitó la oportunidad de lograrlo. Hoy mi familia pide justicia para poder dejarme ir en paz, hoy mi familia les pide que compartan este nombre MIGUEL ÁNGEL FLORES GÓMEZ, un servidor público, un policía ministerial, quiero que hoy alcen la voz por mí, porque desgraciadamente, yo ya no la puedo alzar, compartan ese nombre y su cara, para que mi feminicidio no quede impune. Para que las autoridades no hagan oídos sordos y vista ciega a mi caso, que yo no sea un archivo más entre el mundo de expedientes que poseen. Ayuden a mi familia a exigir justicia, que no haya corrupción y que esto no quede impune, hoy les pido que sean mi esencia, que sean Verónica”.

 

FEMINICIDIOS, SIN JUSTICIA

Araceli González Saavedra de Equifonía AC, afirmó que en Veracruz, se carece de estrategia para afrontar la violencia contra las mujeres y hay tolerancia hacia sus manifestaciones feminicidas.

Recordó que Veracruz, es la entidad donde ese delito sumó 456 víctimas entre 2015 y 2019. Pero en ese periodo, ejemplificó, sólo se han presentado 33 sentencias. E hizo un llamado al fortalecimiento de la Fiscalía General del Estado y a los juzgadores que aún tienen pendientes las sentencias correspondientes, a fin de garantizar el acceso a la verdad, la justicia y la reparación del daño.

El policía ministerial que se encuentra recluido en el penal regional de la ciudad de Coatzacoalcos, Miguel Ángel “N”, en espera de la audiencia para su vinculación a proceso, en caso de ser sentenciado tras comprobarse su culpabilidad, podría alcanzar una pena de entre 40 y 60 años de prisión.

El imputado, hasta el momento no reconoce en sus declaraciones haberle quitado la vida a su pareja sentimental, pues desde un principio, argumentó que fue un suicidio; sin embargo, los indicios hallados en la escena de muerte, apuntan a que hubo manipulación de indicios e incluso del propio cadáver.

Con base a las pruebas periciales aportadas y los elementos que presente la Fiscalía Especializada en Investigación de Delitos de Violencia contra la Familia, Mujeres, Niñas y Niños y Trata de Personas, es como se determinará el día jueves 2 de junio, la posible vinculación a proceso del policía ministerial.

Presencia MX / E-Consulta Veracruz