Coatzacoalcos, Ver.- Desde el mes de marzo, cuando comenzó la contingencia sanitaria por la pandemia de covid-19, a Luis Alejandro Sosa se le observa trabajando en diferentes domicilios. Con ayuda de una podadora que compró con el dinero de la beca del Bienestar “Benito Juárez”, corta el pasto crecido en los patios de las casas.

“Yo ya sabía cortar pasto con podadora, por eso desde que recibí el dinero de la beca ahorré para comprar esta podadora que es industrial, y la verdad me ha funcionado muy bien, ha sido un buen equipo con lo que he generado ingresos”, expresó.

Es un joven un poco tímido de 20 años que habla menos de lo que trabaja. Ante la falta de clases presenciales decidió salir a podar patios y limpiar terrenos para ganar dinero y apoyar a su familia, pues asegura que por la pandemia su mamá y su papá se la han visto difícil.

“La situación es dura para muchos, no me creo un caso especial, pero hay excepciones en que uno tiene la opción de quedarse sentado en su casa o salir a luchar como muchos mexicanos, que salimos y luchamos día a día”, manifestó.

Ahora que no hay clases trabaja todos los días

Luis es Originario de la Villa de Allende, perteneciente a Coatzacoalcos, pero ahora vive en la cabecera municipal donde tiene más oportunidades de trabajar.

Viste zapatos industriales y un overol azul marino con un logotipo del ayuntamiento porteño, que asegura un familiar le regaló para trabajar. Trae gorra para cubrirse del sol, lentes y un pañuelo para el rostro.

Antes de que se presentara la pandemia del coronavirus, trabajaba limpiando terrenos los fines de semana pues de lunes a viernes acudía a clases.

“Ahora siento que puedo contribuir un poco más en casa. Mi papá que me enseñó mucho de la vida, se dedica a la fumigación y conforme ha pasado el tiempo decidí trabajar por mi cuenta y los dos contribuimos en casa”, aseguró Luis.

Tras terminar de podar un terreno en el fraccionamiento Punta Caracol, Luis cuenta que es el mayor de tres hermanos a quienes siempre trata de ayudar. Por lo que aprendió de su padre a utilizar la podadora.

“Cuando salgo a trabaja siempre pienso en mi familia, yo no quiero que mis hermanos padezcan de nada o no tengan para comer, como en algún momento yo pasé. Por eso es que trabajo y algo que me ayuda es que soy una persona que no tiene vergüenza para pedir trabajo y es lo que la gente ve en mí, y a veces no tanto me dan trabajo por tener su patio limpio sino por apoyarme”, indicó.

Diariamente gana entre 200 o hasta 500 pesos cuando le va bien, lo cual divide para gastos de su casa y ahorrar para comprarse otra máquina cortadora de césped, pues sabe que la que tiene en cualquier momento puede fallar por el uso diario.

Quiere ir a la universidad

Ya avanzó al quinto semestre de preparatoria, en el plantel 58 del Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica (Conalep) de Coatzacoalcos. 

Lleva dos años atrasados debido a que tuvo que abandonar la escuela en algún momento, debido a que su madre sufrió un accidente.

“Si debido a un accidente en moto, mi mamá se fracturó la pierna y fue una operación muy costosa y no teníamos el dinero al momento por ser una familia que vive al día y pues tuvimos que abandonar la escuela mis hermanos y yo”, explicó.

Sin embargo, no se dio por vencido y de nueva cuenta se inscribió al Conalep donde lo recibieron y avanzado satisfactoriamente, incluso mostró su credencial de estudiante donde se observa que se especializó en Mantenimiento de Sistema Electrónicos.

Su meta es estudiar Ingeniería Química en alguna universidad o tecnológico de la región, por ello trabaja todos los días para cumplir sus sueños y sacar adelante a su familia.

“La ingeniería química es algo que me llama mucho la atención desde hace varios años y en Coatzacoalcos hay muchos complejos petroquímicos y ahí creo que podríamos obtener un trabajo”, afirmó.

Luis seguirá limpiando terrenos hasta que se levante el confinamiento y tenga que regresar a clases. Sin pena, acudirá a todos los domicilios que pueda para ofrecer sus servicios.

“Si nosotros nos concentramos en lo que queremos como apoyar a la familia o estudiar una carrera o comprarnos algo y trabajamos en ello con la ayuda de Dios lo vamos a lograr”, finalizó.