Orizaba, Ver.- A través de una carta que se hizo llegar a sacerdotes y diáconos, se informó del relevo de monseñor Eduardo Porfirio Patiño Leal, para nombrar en ese cargo a Eduardo Carmona Ortega, quien se venía desempeñando como obispo coadjutor.

La decisión se tomó debido al deterioro de salud de monseñor Patiño Peal, quien se encuentra en tratamiento por un cáncer que padece, por lo que presentó su renuncia a ese cargo.

En la carta, enviada por el ahora ex obispo, éste expresa: “hoy sábado 4 de Julio, Fiesta de Nuestra Señora del Refugio, se ha dado a conocer la gran noticia de que el Santo Padre, el Papa Francisco, ha querido designar a nuestro apreciable hermano obispo coadjutor: Eduardo Carmona Ortega, como mi sucesor, convirtiéndose en el segundo obispo de la diócesis de Córdoba”.

 

 

Patiño Leal señala que hay una preocupación de su parte por no poder cumplir adecuadamente en su ministerio episcopal como se requiere, “las mismas normas de la Iglesia nos ruegan encarecidamente a presentar la renuncia a nuestro oficio, si por enfermedad quedase disminuida nuestra capacidad para desempeñarlo".

Hizo mencionó que en los últimos meses, su salud se ha complicado, por lo que ha requerido de diversos tratamientos y cirugías.

La solicitud de renuncia de monseñor Patiño Leal fue aceptada por el Papa Francisco, situación que la Nunciatura Apostólica comunicó a través de la Secretaría General de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM).

La noticia fue publicada en L’Osservatore Romano este 4 de julio, del presente año a medio día tiempo de Roma.

“Nos unimos en alegría y oración con la Iglesia que peregrina en la Diócesis de Córdoba y deseamos a Mons. Eduardo Cirilo Carmona Ortega un fecundo desempeño en esta encomienda Episcopal que el Señor le ha confiado”, expresó Alfonso Miranda Guardiola, obispo auxiliar de Monterrey y secretario general de la CEM.

 

 

 

MONSEÑOR EDUARDO CIRILO CARMONA ORTEGA

Nació en la Ciudad de México, D.F. el 18 de marzo de 1959. Sexto de once hermanos. Cursó sus estudios primarios en la Escuela de Constitución de Apatzingán, Col. Casas Alemán, y los de secundaria en la Escuela Secundaria No. 104, en la Ciudad de México. 

Ingresó en el Seminario del entonces “Pía Unión” de los Operarios del Reino de Cristo, en Querétaro en 1974, donde hizo los estudios de preparatoria en el Colegio San Javier del Instituto Queretano, de los hermanos maristas.

Los estudios eclesiásticos los realizó con los Operarios del Reino de Cristo con sede de Olías del Rey, Toledo (España), en el Seminario Metropolitano de la Arquidiócesis de Toledo, obteniendo la Licencia de Estudios Eclesiásticos por la Universidad del Norte de España, en Burgos (19761983). 

Fue ordenado sacerdote el 20 de agosto de 1983, en la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe, quedando inicialmente incardinado a la Diócesis de Tacámbaro, y luego, a partir de 1991 a la recién erigida Sociedad de Vida Apostólica de Derecho Diocesano de Confraternidad de Operarios del Reino de Cristo, en la fungió como Secretario General de 1983 a 1986. 

 

 

Fue también, en los mismos años, perfecto de disciplina y secretario de estudios, y luego vicerrector del Seminario de los Operarios en Querétaro. Durante ese tiempo fue, además profesor de Teología en Seminario Conciliar de Querétaro.

En 1986 fue nombrado secretario regional y vicerrector del Seminario de su fraternidad en Olías del Rey, Toledo, España. 

De 1989 a 1991, obtuvo la licencia en Teología Dogmática en Roma, en la Pontificia Universidad Gregoriana. 

Posteriormente de 1991-1994, desempeño el cargo de Rector del mismo Seminario de Olías del Rey, siendo también durante un curso, Administrador Parroquial de la parroquia de Magán de la Arquidiócesis de Toledo.

De 1994 a 1997 ejerció su ministerio sacerdotal como Párroco, en la parroquia de la Inmaculada Concepción, Arquidiócesis de Los Ángeles, California (USA). Contemporáneamente se desempeñó como consejero en el Consejo General, y también en el Consejo Regional, de su Confraternidad. 

En 1997 fue elegido Director Regional para México de la Confraternidad Sacerdotal de los Operario del Reino de Cristo, a cuyo cargo fue reelegido en 2002.

El 8 de noviembre de 2003 fue nombrado por el Santo Padre Juan Pablo II, Primer Obispo de Diócesis de Puerto Escondido, siendo ordenado Obispo a la vez que se erigida la entonces nueva Diócesis de Puerto Escondido, el 7 de enero de 2004.

Para el trienio 2003-2006 fungió como vocal de las Comisiones Episcopales de Seminarios y Vocaciones y de Instituto de Vida Consagrada.

Durante la LXXXII Asamblea Plenaria fue nombrado Suplente de la Provincia Eclesiástica de Oaxaca para el trienio 2006-2009.

Para el trienio 2009-2012, fue elegido responsable de la Dimensión de Ministerios Laicales y reelegido Suplente de la Provincia Eclesiástica de Oaxaca.

El 27 de junio 2012 S.S. Benedicto XVI lo nombra Obispo de Parral y toma posesión el 25 de julio del mismo año. Responsable de la Dimensión de Ministerios Laicales del Trienio 2012-2015. 

 

 

Miembro del Consejo Permanente de los trienios 2016-2018 y 2018-2021 por la Provincia Eclesiástica de Chihuahua. El 6 de noviembre del 2019, el Santo Padre Francisco lo nombra Obispo Coadjutor de Córdoba. 

El 4 de julio del 2020, el Santo Padre Francisco lo nombra Obispo de la diócesis de Córdoba.