Xalapa, Ver.- La apertura de comercios no esenciales, espacios públicos y de recreación solo generará un incremento exponencial de contagios y decesos por el virus SARS-CoV-2. Este coronavirus obliga a replantear las políticas de salud y que, en el regreso a la nueva normalidad los ciudadanos acaten las instrucciones sanitarias, comentaron especialistas.

El doctor Heriberto Rosete Martínez, secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores Libres de México al Servicio del IMSS y el economista Hilario Barcelata Chávez, consideran inoportuno el regreso de actividades económicas que no son esenciales, pues dijeron, a mayor movilidad mayor riesgo de contagios.

Datos de la Secretaría de Salud confirman que del 01 al 05 de julio se dio un incremento de mil 37 casos positivos en Veracruz, lo que implica que se detectaron 200 nuevos portadores del virus al día. El número de decesos pasó de mil 625 a mil 759, es decir, murieron 27 personas cada día.

La estadística de pacientes activos y pasó de mil 195 a mil 227 pacientes activos. Además, los casos sospechosos se contabilizaron en más de dos mil personas cada día. 

Pese a estas cifras y que 137 municipios se mantienen al color rojo, es decir, en riesgo máximo, y 77 en naranja, en alerta alto, se disparó la movilidad en municipios con el mayor número de contagios como Coatzacoalcos, Veracruz, Xalapa, Boca del Río, entre otros.

Desde que se anunció el regreso a la nueva normalidad y se impuso la semaforización en estados y municipios para la reapertura de actividades comerciales y laborales se ha generado confusión, señalaron alcaldes, pues la ciudadanía asumió que ya podían salir a la calle, y no todos atienden las recomendaciones sanitarias de guardar la sana distancia y el uso de cubrebocas.

Hay que aprender a convivir con el virus Sars CoV-2

El doctor Heriberto Rosete Martínez consideró que es urgente que se pueda replantear la estrategia de atención de la pandemia.

Lo primero que se debe hacer, opinó, es remover a los Secretarios de Salud de las entidades y al Subsecretario de Salud, Hugo López Gatell, pues su discurso ya carece de credibilidad ante los ciudadanos, lo que no abona para entender los riesgos de la propagación del virus SARS-CoV-2.

El virus tendrá un impacto en la población en los siguientes dos años, sostuvo, por lo que es necesario hacer conciencia entre la población, y el presidente Andrés López Obrador tendrá que contribuir, pues en este momento no da el ejemplo, porque no usa cubrebocas y anda de gira, lo que provoca que la gente no tome en serio la enfermedad.

“Todos estamos cerca de la hoguera, si no nos quemamos es porque estamos haciendo algunas cosas bien, pero de que nos va a llegar el fuego, nos va a llegar. Hay que tener mucho cuidado”, opinó el especialista.

Agregó que existe un subregistro en la estadística a lo que se suma el hecho de que no se logra detectar los casos asintomáticos, pues para ello se tendrían que aplicar pruebas rápidas. En la actualidad solo se realizan estudios de laboratorio para detectar el virus en personas con la sintomatología, comentó.

Los ciudadanos no creen en el virus, dijo, debido a la desinformación que se ha generado, lo que daña la seguridad del personal del sector salud, pues son atacados de manera constante, tanto en la calle como dentro de los propios hospitales.

Apertura en pico de pandemia tendrá mayor daño económico 

El economista Hilario Barcelata Chávez, planteó que si bien las pérdidas por el cierre de comercios y negocios serán millonarias, al reabrir bares, cines y hoteles durante el mayor pico de transmisión, tendrá un mayor impacto en la economía local.

Al reincorporarse actividades no esenciales el riesgo de contagio será mayor, por lo que se podría disparar nuevamente el número de personas portadoras del virus SARS-CoV-2, en consecuencia, el periodo de “cuarentena” se ampliaría por varios meses más.

Entonces, aseguró, las acciones que se implementaron desde el mes de marzo, cuando se dio el cierre de negocios no esenciales, sería un “desperdicio”, pues las personas que si respetaron la cuarentena no podrán recuperarse económicamente, ni reabrir sus negocios.

“La decisión (de reapertura) carece de fundamento técnico y científico, pues la recomendación de la Organización Mundial de Salud es que la reapertura se haga cuando se reporte una reducción manifiesta de contagios, lo que no está pasando en Veracruz”.

Otro problema, dijo, es que no todos los comercios ni los ciudadanos están atendiendo las recomendaciones sanitarias, ni el uso obligatorio de cubrebocas, lo que se atribuye a la “falta de autoridad” para imponer medidas rigurosas. 

Además, el Estado, tendría que estar dando el monitoreo, a través de pruebas de los ciudadanos asintomáticos, para tener una estadística más real.

“Ha faltado un tema de autoridad y liderazgo para imponer el orden pues es un tema de salud pública y si se da la reapertura será mayor el impacto económico. Creo que les preocupa el costo político que eso podría tener”, planteó en entrevista con E-Consulta Veracruz.

Además, ha faltado la intención de garantizar a los ciudadanos un cubrebocas, para que entonces se puedan imponer medidas más severas, como multas, y los ciudadanos se vean obligados a atender las medidas, aunque no crean en la existencia del virus SARS-CoV-2.

La reapertura 

Desde el 01 de julio se ha dado la apertura de negocios no esenciales en municipios que están en semáforo naranja y se ha empezado a observar una mayor movilización en zonas de playa, incluso, se ha dado la clausura de bares clandestinos en municipios como Xalapa e Ixtaczoquitlán donde se detuvo a 46 personas el domingo 05 de julio.

En Boca del Rio, municipio conurbado a Veracruz Puerto, que se mantiene a la cabeza de contagios y muertes, se dio la reapertura de cines de las plazas Américas y El Dorado, tras tres meses del cierre temporal por la pandemia de covid-19

Recientemente el alcalde de Veracruz, Fernando Yunes Márquez, calificó como incongruente que se permita la operación de cines ante la cercanía con su demarcación, Ambos municipios tienen una movilidad muy fuerte, lo que podría impactar en el número de casos de positivos. Boca del Río que se mantiene en el ranking de los 10 con más casos y decesos.

En el caso del Puerto de Veracruz, nuevamente se dio la llegada de turistas a la zona de playas, reportaron medios de la región.

En Coatzacoalcos que también está en foco rojo al tener el segundo lugar en contagios y decesos, ya se dio la reapertura de hoteles. El presidente de la Asociación de Hoteles y Moteles Esteban Enríquez España confirmó que la situación es cada vez más complicada para este sector.