Veracruz, Ver.- Los municipios de Veracruz y Boca del Río, integrados en una misma zona conurbada sin límites territoriales visibles, viven dos realidades distintas en los indicadores por la pandemia de covid-19, de acuerdo con autoridades.

Mientras en el municipio de Boca del Río se activó por segunda semana consecutiva el color naranja de la estrategia del Semáforo de Riesgo, permitiendo iniciar las primeras medidas para transitar a la nueva normalidad, en la ciudad de Veracruz se mantiene el color rojo de riesgo máximo de contagio, lo que mantiene restricciones estrictas en las actividades.

En el caso de esta conurbación, la ciudad de Boca del Río es la única de los cuatro municipios que integran el área metropolitana que se ubica en color naranja, además de Veracruz los otros dos municipios que rodean la localidad, Alvarado y Medellín, siguen en rojo.

En el último reporte epidemiológico, el titular de la Secretaría de Salud, Roberto Ramos Alor, informó que el color del Semáforo de Riesgo regional dependería de la ocupación hospitalaria en cada municipio, no solo de los casos positivos activos y el número de fallecimientos.

El presidente municipal de Veracruz, Fernando Yunes Márquez, dijo en la primera semana que se implementó el sistema de semaforización, que la diferenciación de colores con Boca del Río sería una medida contraproducente, ya que en la práctica la sociedad vive y realiza actividades en ambos municipios, como si se tratara de una sola ciudad.

Boca del Río reabre plazas, cines y gimnasios

Desde el viernes pasado, en el municipio de Boca del Río se reabrieron centros comerciales y cines, después de más de tres meses de haber suspendido servicios por la pandemia de covid-19.

Mientras que este lunes algunos gimnasios comenzaron a recibir de nuevo a sus clientes.

De acuerdo con la estrategia del Semáforo de Riesgo, los municipios de color naranja como Boca del Río, tienen la posibilidad de reabrir empresas y negocios no esenciales, así como reiniciar algunas de las actividades que se mantenían restringidas.

 

 

Sin embargo, se establecen medidas de prevención para evitar nuevos brotes de contagios de covid, que van desde puestos sanitarios en los accesos de las tiendas o recintos, así como uso obligatorio de cubrebocas, caretas y guantes por personal de servicios.

Otras restricciones que establece la Secretaría de Salud tiene que ver con los aforos, es decir, con el número o capacidad de clientes que pueden atender, de esta forma en los municipios naranja los; cinescentros comerciales y religiosos pueden abrir al 25%, hoteles, restaurantes, parques, plazas, estéticas, gimnasios, albercas, centros deportivos y de masaje al 50% y supermercados al 75%, pero sólo una persona por familia.

VERACRUZ SOLO ACTIVIDADES ESENCIALES

En el caso de aquellos municipios con color rojo en el Semáforo de Riesgo, como el puerto de Veracruz, solo pueden prestar servicios negocios esenciales, así como actividades prioritarias.

En este caso los hoteles pueden trabajar al 25% de su capacidad (el hospedaje únicamente para quienes viajen por trabajo), restaurantes al 25% de ocupación y sin venta de bebidas alcohólicas, supermercados hasta el 50%, pero sólo una persona por familia.

En todos los casos anteriores, se requiere la instalación de filtros sanitarios y medidas para garantizar la sana distancia y las medidas sanitarias como uso de tapetes sanitizante, gel antibacterial, toma de temperatura y cubrebocas.

Pese a lo anterior, en zonas comerciales de la ciudad de Veracruz ha sido notorio que empresas no esenciales se resisten a dejar de prestar servicios, mientras que en algunos lugares se percibe la concentración de personas sin conservar la sana distancia.

Lo anterior propició que autoridades estatales y municipales activaran operativos de verificación aleatorios, para detectar las anomalías en empresas que no cumplieran con los lineamientos establecidos por el Semáforo de Riesgo.

 

 

MUERTES Y CONTAGIOS POR COVID-19

De acuerdo con el último reporte de la Secretaría de Salud, el municipio de Veracruz suma 3 mil 513 contagios y 496 muertes de covid-19, desde que inició la emergencia sanitaria por la pandemia del nuevo coronavirus.

Las cifras lo ubican a la cabeza a nivel estatal, ya que solo esta ciudad suma 31 por ciento de los pacientes enfermos y 27.8 por ciento de todas las defunciones registradas por covid-19.

Por su parte, Boca del Río se ubica en el séptimo lugar en cuento a contagios y en el octavo en cuanto a muertos por covid, con un acumulado de 390 contagios y 44 muertes.