Xalapa, Ver.- La Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) informó que 15 reos han muerto durante la pandemia por el virus SARS Cov2. De ese total, cinco decesos derivaron de la enfermedad covid-19; seis por neumonía viral y el resto (4) por neumonía atípica, insuficiencia respiratoria y sospecha de covid-19. 

A través de un comunicado, la CEDH informó que luego de realizar visitas en tres Centros de Reinserción Social (CERESO) detectaron –en dos Ceresos– un total de 19 personas en aislamiento: 13 por infecciones o insuficiencias respiratorias con etiología a determinar; 3 por ser positivos a SARS-COV-2 (actualmente estables y en observación); y 3 por estar en observación como medida preventiva con motivo de pertenecer a un grupo en situación de vulnerabilidad. 

En el comunicado se expone, además, que autoridades de dos Ceresos informaron sobre el traslado de 11 internos a 3 hospitales de atención covid. Estos datos corresponden al día 4 de julio, fecha en la que el personal de la CEDH realizó la última verificación.

“De acuerdo a la información proporcionada por SESVER, las PPL afectadas (tanto fallecidas como sospechosas) se corresponden con tres Centros de Reinserción Social. En el resto de los CERESO, incluido el módulo preventivo de 72 horas “El Penalito” y el CIEPA, no se han identificado casos sospechosos ni han sido informados casos de defunciones por covid-19”, se lee en el boletín. 

Asimismo, la CEDH reconoció que durante la supervisión a los tres Ceresos se verificó que en dichos espacios se mantienen las medidas sanitarias de prevención y de atención a casos de enfermedad por coronavirus covid-19.

“Se encontró que las autoridades de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) continúan realizando sanitizaciones en las diversas áreas, que funcionan permanentemente túneles sanitizantes instalados en las entradas de cada una de las áreas, cuentan con insumos antisépticos, equipos de protección personal y de higiene, depósitos de gel antibacterial, aparatos médicos para medir la temperatura y medicamentos para brindar atención a casos sospechosos o confirmados. Asimismo, en cada pase de lista se le pregunta a la población si alguien tiene algún síntoma como temperatura alta, dolor de huesos, tos seca o diarrea, para que, de presentarse el caso, la Persona Privada de su Libertad (PPL) sea canalizada al área médica”. 

“Se verificó que los tres centros siguen contando con áreas de aislamiento, consistentes en espacios para hombres y mujeres en los que cada PPL es atendida de manera separada”, concluye el informe.

Salud de reos, responsabilidad exclusiva de autoridades penitenciarias: Abogado 

Para el abogado penalista, Celestino Espinoza Rivera, la prevención y contención de contagios en los penales es responsabilidad única y exclusivamente de las autoridades penitenciarias. “Máxime que se trata de lugares en los cuales su propia naturaleza obliga a establecer diversos filtros, debiendo incluirse entre estos a los sanitarios”

El entrevistado señaló que para éstas autoridades existen deberes legales establecidos tanto en la Constitución y Ley General de Salud, como en el marco legal internacional en normas como es el caso de las llamadas "Reglas Mandela". 

“En esas regulaciones se delimita perfectamente la obligación de proteger la salud de los internos, por lo que su incumplimiento e inobservancia deberá ser sancionado en los diferentes ámbitos de responsabilidad, desde la vía penal hasta el área administrativa con consecuencias como la inhabilitación o las compensaciones económicas para las víctimas”, agregó